Eugenia Silva y Alfonso de Borbón en la boda de Isabelle Junot y Álvaro Falcó. | Gtres

El vestido de Eugenia Silva con el que arriesgar y ganar en una boda

La modelo ha sido una de las más elegantes en el enlace entre Isabelle Junot y Álvaro Falcó en el Palacio del Marqués de Mirabel.

Julia García

En las bodas de relumbrón con una lista interminable de invitados siempre hay sorpresas positivas en cuestión de estilo, y el enlace de Isabelle Junot y Álvaro Falcó celebrado en Plasencia no ha sido menos. Todos teníamos la mirada puesta en Marta Ortega, pero la que nos ha dejado con la boca abierta ha sido Eugenia Silva.

No es que la nueva presidenta de Inditex no haya acertado con el look de invitada que ha escogido para abrir la temporada de bodas porque Marta nunca falla. Siempre deja algún detalle destacable, y hoy en Plasencia este el protagonismo ha recaído en el abrigo capa azul que ha lucido encima de un vestido diseñado en tejido nido de abeja. Sin embargo, hay que reconocer que su apuesta ha sido más conservadora que en ocasiones anteriores.

Todo lo contrario del outfit de Eugenia Silva, que ha brillado con luz propia gracias a un vestido de largo midi y color amarillo metalizado, cercano al dorado, de la firma Alexandre Vauthier. A diferencia de otras invitadas, ha preferido desafiar al frío inicio de la primavera acudiendo al enlace celebrado en el Palacio de Mirabel de la ciudad extremeña sin prenda de abrigo a mano o puesta.

Eugenia Silva con vestido amarillo de Alexandre Vauthier
Eugenia Silva con vestido amarillo de Alexandre Vauthier. | Gtres

El diseño, que por cierto está disponible en algunas tiendas multimarca de lujo por un precio que supera los 1.500 euros, destaca especialmente por la falda asimétrica, que incluye una abertura que deja a la vista las piernas eternas de la top model madrileña, y el pronunciado escote en uve que enlaza con el tejido ligeramente drapeado a la altura del vientre. El cierre de la prenda es una cremallera oculta en la espalda, totalmente cubierta, donde además toman protagonismo los hombros, exagerados por el efecto de las hombreras. 

Para completar su arriesgada y exitosa apuesta, Eugenia Silva ha escogido unos zapatos de color morado con incrustaciones en pedrería en su parte delantera que recuerdan a los que decoran las sandalias tipo mules que a llevado a la boda Marta Ortega, un clutch brillante de Jimmy Choo y joyas impresionantes de Rabat. Estas últimas son muy protagonistas en el conjunto del look por el peinado que ha llevado la modelo, un semirrecogido que retira por completo el pelo de su rostro y su cuello. 

Para no restar protagonismo al vestido y las joyas a todo color, Silva ha preferido decantarse por un beauty look obra de Inés Castaños para Armani Beauty. El conjunto es luminoso pero discreto, elaborado a base de tonos cálidos y con especial peso de la mira.