Rosalía en el homenaje a Penélope Cruz en Nueva York. | Getty images

Rosalía y su look más sobrio hasta la fecha... excepto por su joya entre los dientes

La artista no quiso perderse al homenaje a Penélope Cruz en Nueva York y se presentó en la fiesta con un estilismo de Chanel muy diferente a lo que nos tenía acostumbradas. 

María Aguirre Álvarez

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) rindió tributo anoche a Penélope Cruz por su dilatada trayectoria en Hollywood así como por "su condición de realeza dentro del cine español". Una noche muy especial para la actriz que no quisieron perderse compañeras de profesión como Anne Hathaway o Diane Kruger, así como otros amigos como Ricky Martin.

También quiso arropar a la intérprete en este homenaje Rosalía, quien además regaló a los presentes una actuación musical en un momento del evento cuando subió al escenario a cantar A tu vera, la canción que Lola Flores llevó a la fama y que juntas entonaban en la película Dolor y Gloria. Una emocionante escena ante la que una sorprendida Penélope al terminar gritó desde su asiento: "¡Te quiero!"

Al parecer, ambas se hicieron muy amigas en el rodaje de la mencionada cinta dirigida por Pedro Almodóvar y por eso no podía faltar en este gran evento al que la catalana acudió con un look nada convencional en ella. 

Rosalía con camisa de seda y pantalón negro. | Getty images

Al igual que hace unos días en la fiesta centenario del perfume Chanel nº5 en la que apareció con un traje, de nuevo fueron el negro y el blanco los colores elegidos aunque esta vez en un mix de lo más sobrio. Unos zapatos de tacón, un pantalón recto de talle alto y una blusa de seda en la que como único detalle especial figuraba una hilera de botones brillantes fue la elección de la responsable de éxitos como 'Malamente' o 'Con altura'. 

Nada de colores estridentes, ni aberturas, ni transparencias. Tampoco accesorios a destacar como grandes pendientes o gargantillas. Ni siquiera había rastro de sus características uñas largas maquilladas. Maquillaje suave y peinado natura con su melena recogida en una sencilla coleta que dejaba algún mechón suelto para que cayera sobre el rostro. El minimalismo más absoluto.

Eso sí, no creas que todo era tan discreto como parece a simple vista porque el estilismo escondía un toque "muy Rosalía". Algo que pasó casi inadvertido para muchos de los presentes pero que era lo que verdaderamente marcaba la diferencia en su apuesta. 

Rosalía con una joya en forma de mariposa entre los dientes. | Gtres

Una diminuta joya en forma de mariposa que lució entre los dientes que quedaba a la vista únicamente cuando sonreía. Un curioso accesorio de diamantes que colocó en sus incisivos centrales que supone una evolución de las fundas doradas que su dentadura ha lucido en anteriores ocasiones. 

¿Se convertirá esta en su nueva seña de identidad tras el abandono de su manicura más extrema?