¿Qué hacer con tu vestido de novia?

Hay quien lo "costumiza", otras lo guardan... pero también lo puedes vender y recuperar parte del dinero invertido. Una tendencia en alza.

Susana Fernández

Tras ser los protagonistas de la boda, sólo el 3% de los vestidos de novia que se guardan en el armario son utilizados más tarde por otras personas como amigas o familiares. La inversión de tiempo y dinero que se realiza en él es muy importante pero su utilización está limitada a un sólo día. Es por ello que cada día más novias deciden vender su vestido después de su enlace matrimonial, llevándose consigo un doble beneficio: no ocupar un espacio innecesario en su armario y conseguir un dinero extra para pagar parte de la factura de su boda o simplemente para darse un capricho. Según la página especializada para que las novias puedan vender su vestido, Weddalia, en el tercer trimestre de 2013 se han puesto a la venta un 67% más de vestidos de novia que en el mismo trimestre de 2012.

“Las novias que venden su vestido lo hacen con un descuento medio del 57%, pudiendo llegar al 92% en algunos casos”, explica Jesús Martín, fundador del portal. "Teniendo en cuenta que el precio medio de un vestido de novia nuevo ronda los 2.000€, el ahorro que supone comprar un vestido de novia que ya ha sido utilizado es muy importante. Muchas de las novias que compran su vestido a través de nuestra web nos comentan que el ahorro que han obtenido lo han utilizado para pagar parte del banquete”, añade Martín.

El precio medio de los vestidos a la venta en Weddalia es de 850 €, pudiendo encontrar el vestido más caro por 3.500 € y el más barato por 89 €. Los puedes adquirir en 40 provincias diferentes de España y en su mayoría (un 85%), los vestidos han sido usados una sola vez.

El plus... También puedes encontrar vestidos de grandes firmas con suculentos descuentos.