Paula Echevarría con vestido morado de Philippa 1970. | Instagram @pau_eche

Paula Echevarría nos enseña a llevar el color morado en una boda con éxito

¿Buscando look de invitada? El último look de la actriz con un vestido 'made in Spain' nos ha inspirado.

Julia García

Menuda primavera de no parar lleva Paula Echevarría. La actriz, para alegría de quienes disfrutamos con su armario de gala, ha empalmado compromisos públicos en los últimos fines de semana, y cuando no lo has tenido, como el pasado, se escapó a Dublín, desde donde nos regaló un look otoñal en clave viajera ideal.

Apenas unos días después de regresar de la capital irlandesa, la asturiana ha vuelto a encender el ‘modo invitada de boda’. Últimamente lo hace tanto que debe estar ya más que acostumbrada. La vimos en la bodas de oro de sus padres, donde brilló con luz propia gracias a un dos piezas de falda con estampado floral y top con mangas abullonadas. Y hace apenas un par de semanas la vimos lucir en una boda junto a Miguel Torres, su pareja y padre de su segundo hijo, Miguel, con un vestido estampado de la marca Philippa 1970. No parece casualidad que Paula Echevarría haya repetido firma de confianza para este nuevo enlace al que ha acudido como invitada de nuevo junto a Miguel Torres.

La protagonista de Velvet ha confiado otra vez en el sello ‘made in Spain’, si bien lo ha hecho con una pieza muy distinta, ya que ha optado por un vestido de largo midi y liso, sin mangas. Aprovechando que en esta ocasión el clima ha sido preveraniego, Paula ha vestido un diseño en color morado con escote halter con nudo, espalda descubierto y un original drapeado a la altura del vientre que se ha convertido en un recurso habitual, tendencia, en los vestidos de fiesta y de invitada de boda. Además, es un recurso ideal para conseguir un efecto estilizador por disimular en volumen en esa zona.

El color del 2022

Nos gusta especialmente el color del vestido, ya que el morado no es el típico tono que se utilice a menudo para acudir a una boda. Siempre es de esos colores que quitado gusta pero que puesto genera dudas, da vértigo llevarlo, es una opción arriesgada por la que cuesta decantarse. Ahora que el color del año se acerca al morado —el Very Pery, color del año para Pantone—, la elección de Paula Echevarría es una fuente inspiración a tener en cuenta de cara a la temporada de bodas de final de primavera y comienzos del verano.

El truco por el que ha optado la artista de 44 años para resaltar más si cabe su elección es el de llevar todos los complementos en dorado, este sí un clásico en los looks de invitada de boda. Así son las sandalias cruzadas de tacón con las que ha acompañado el vestido morado de Philippa 1970 —se vende por 300 euros en su e-shop—, la cartera de mano, el brazalete, y los llamativos pendientes largos que acaparan mucha atención al haber optado Paula Echevarría por llevar su melena suelta, peinada con ligeras ondas, con raya en medio y retirada por detrás de sus orejas.