Natalia Vodianova en la intimidad

Noelia Collado

¿Te gustaría crear tu propia firma de moda?
No es algo que tenga en mente. Pero sí tengo un sueño: crear una marca rusa, que se produzca en Rusia, con tejidos rusos y trabajadores rusos. Antes éramos un país autosuficiente y teníamos nuestra propia industria. Tenemos tejidos, estampados maravillosos, bordados, encaje… Quizá más adelante tenga tiempo para hacer realidad este sueño. Ahora estoy aprendiendo cómo funciona el mercado, qué vende, qué no…
De todos tus diseños para Etam, ¿cuál es tu favorito?
El mono de encaje de la última colección. Si te gusta llevar vestidos de verano en invierno, como a mí, es perfecto, porque es casi como una segunda piel. Fácil de llevar, glamouroso, sexy… Y de eso se trata, en realidad. De sentirse sexy.
Confiesa: ¿cómo es la mujer que tienes en mente cuando diseñas?
Intento crear piezas que pueda lucir una misma mujer en diferentes momentos: ropa interior para llevar con prendas ajustadas, diseños que te permitan usar prendas más sugerentes, incluso lencería para mostrarla… Como los diseños de Stella McCartney, ¡son mis favoritos!
¿Cómo definirías tu estilo?
Me fascina la lencería de la época victoriana, cuando las mujeres utilizaban pololos con encaje, camisolas, corpiños… Piezas de lencería que hoy se utilizan como prendas de fondo de armario. Como el bustier Marilyn, que he diseñado para este verano. Puedes llevarlo por fuera, con jeans y una chaqueta o un pequeño cárdigan. O los minishorts, perfectos para la playa. ¿Otra de mis debilidades? La ropa interior sueca. ¡Es la favorita de mi marido!
¿Compartes tu pasión por la moda con tu hija o en casa del herrero cuchillo de palo?
Es gracioso. Porque mis dos hijos están más fascinados por mis joyas y mis zapatos que mi hija. Ella tiene su propio estilo y tiene muy claro qué quiere ponerse y qué no. ¡Desde que nació! Sin embargo, mi hijo encontró los tejidos de Etam en casa y decidió que él quería coser unos calzoncillos para su osito de peluche.
Con tu institución benéfica, además de top model, ahora eres un modelo social.
Un título que para mí es mucho más importante y gratificante. Porque, cuando eres modelo y te conviertes en un personaje público, te sientes responsable ante los demás.
Especialmente en Rusia, ¿no?
Sin duda. Mi sueño es construir 500 parques en Rusia. Es mi regalo a la niña que fui. Parques para bebés, niños e incluso adolescentes, con rampas para patinar y practicar skateboarding, y zonas especiales para niños discapacitados. Mi hermana era discapacitada mental. Pasé la mayor parte de mi infancia con ella. Mi madre estaba sola y tenía que trabajar y te aseguro que estar en esa situación es difícil si no tienes ningún sitio al que ir a jugar. Hoy me siento orgullosa de ser embajadora de los Juegos Paralímpicos en Sochi. Acoger estos juegos es un paso muy importante para Rusia, porque antes mi país apartaba a los enfermos, a los discapacitados, a los pobres, a los huérfanos… Los atletas paralímpicos son el mejor ejemplo de que puedes tener una segunda vida. Como yo: yo también vivo una segunda vida.

COLECCIÓN DE LENCERÍA Y BAÑO "Etam by Natalia Vodianova"