Meghan Markle con minivestido blanco con bordados. | Getty images

El minivestido blanco de Meghan Markle para ir de concierto

Un diseño bordado de Valentino con el que ha aparecido en el evento solidario Global Citizen Live concert junto al príncipe Harry. 

Julia García

El viaje del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle a Nueva York está dando muchísimo de sí tanto a nivel institucional como estilístico.

Solo en las últimas 24 horas en la ciudad de los rascacielos han podido visitar una escuela en Harlem, se han reunido con vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, en la sede de las Naciones Unidas y han asistido al Global Citizen Live, evento musical celebrado en el icónico Central Park, donde ambos han dado un discurso para concienciar a la población acerca de la vacunación contra la COVID-19.

Esta actividad frenética ha sido un regalo para las que disfrutamos con el armario de la exactriz, y más ahora que ya apenas aparece públicamente desde que se alejó de las funciones de representación de la familia real británica tras el 'Megxit'

Meghan Marklecon vestido blanco bordado de Valentino. | Gtres

Aunque había puesto el listón muy alto con el total look rojo, capa de Loro Piana de una delicadeza insuperable incluida, durante la visita a una escuela en Harlem, su elección para el Global Citizen Live no se ha quedado atrás ya que ha lucido un minivestido blanco bordado de Valentino realmente bonito, tanto que conquistado a primera vista pese a ser una elección sorprendente por el color y el corte del vestido teniendo en cuenta que el otoño en Nueva York ya se deja notar.

El príncipe Harry junto a Meghan Markle en un acto en Nueva York. | Getty images

Para acompañar al vestido de manga corta de Valentino, Meghan ha repetido la colección sobresaliente de joyas de Cartier y Jennifer Meyer que no se ha quitado de encima desde su llegada a Nueva York y ha vuelto a confiar en una de sus firmas de cabecera en lo que a zapatos se refiere, Manolo Blahnik, que es quien firma los salones negros con los que Markle ha completado un look que solo ha dejado ver sobre el escenario, puesto que al evento ha llegado tapada con un abrigo negro y un pañuelo.

No parece casualidad que haya puesto la guinda con el bolso D-Lite de Dior, el diseño que la firma creó hace casi un cuarto de siglo para Lady Di. 

El príncipe Harry junto a Meghan Markle tras una reunión en las Naciones Unidas. | Gtres

No ha llevado bolso, en cambio, en su visita a las Naciones Unidas junto al príncipe Harry, donde ambos se han reunido con la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed. 

Tampoco ha apostado por conjuntar sus outfits con su marido como en la primera jornada por la Gran Manzana, sino que la duquesa de Sussex ha insistido en dos tendencias concretas: el look monocromático, en este caso en tonos tierra, y los pantalones de tiro alto y líneas holgadas y extralargos, hasta casi tapar por completo el calzado.

Una camisa de idéntico color al pantalón que Meghan ha lucido metida por dentro del pantalón y un elegante abrigo marrón tres cuartos han completado un outfit notable, aunque quizá por debajo del total look granate que llevó el día anterior.