El príncipe Harry y Meghan Markle recogen su premio NAACP. | Instagram @_duquesa_de_sussex

Meghan Markle y su vestido azul con capa cargado de simbolismo para recoger un premio junto al príncipe Harry

La duquesa de Sussex ha confiado en el colorido talento de Christopher John Rogers, uno de los diseñadores favoritos de Lady Gaga, Adele o Michelle Obama, entre otras.

Julia García

Sin querer, Kate Middleton y Meghan Markle, las cuñadas más famosas del planeta, coinciden en los titulares de la prensa de sociedad y estilo una vez más. Mientras la primera ha asistido en la tarde del sábado a un partido de rugby en Londres con un espectacular abrigo de pata de gallo, la segunda se preparaba para asistir a las gala de los NAACP Image Awards celebrada en la madrugada del sábado al domingo en España (e Inglaterra) en Pasadena, Estados Unidos.

Se trata de unos prestigiosos galardones entregados por la bautizada como Asociación Nacional Americana para el Avance de la Gente de Color. En una gala en la que el premio más importante ha sido para Jennifer Hudson, Meghan y Harry han recibido el President’s Awards, una especie de reconocimiento homenaje por sus logros y servicio público para contribuir. Algo así, mal comparado, como el César de Honor que recogió 24 horas antes en París Cate Blanchett, por ejemplo.

Meghan, que entra junto a su marido en una lista donde figuran nombres como Rihanna, Muhammad Ali, Jesse Jackson, Colin Powell, Condoleezza Rice o LeBron James, ha elegido para la ocasión un vestidazo azul del diseñador Christopher John Rogers.

Nacido en el estado de Lousiana en 1993, Rogers es uno de los diseñadores estadounidenses menores de 30 años más prestigiosos del país. No en vano, viste a mujeres de la talla de la citada Rihanna o Michelle Obama, entre otras.

El vestido, de escote asimétrico, formado por cuatro capas de seda que terminaban en una larga capa que volaba por la espalda de Meghan hasta acariciar el suelo, está diseñado en dos colores distintos de azul y recuerda en sus líneas y formas a los diseños de las princesas helénicas, de la Antigua Grecia.

También es modo princesa el peinado escogido por Markle para esta ocasión tan especial, ya que ha lucido su larga melena peinada de lado, dejando caer el pelo en ondas muy marcadas por encima de uno de sus hombros, el que sí está cubierto por el único tirante que tiene el vestido de C.J. Rodgers.

Noche emocionante para Meghan Markle

En su discurso de agradecimiento, el príncipe Harry, que ha lucido un esmoquin del diseñador británico Ozwald Boateng, ha tenido un momento de recuerdo para el pueblo ucraniano, que estos días sufre las consecuencias dramáticas de la guerra por el ataque militar de Rusia.

Meghan, por su parte, ha repasado cómo ha sido el contexto social en Estados Unidos deSde que ella y su familia se mudaran a California desde Londres: "No podría estar más orgullosa de que estemos haciendo este trabajo juntos. Nos mudamos a California, mi estado natal, poco antes del asesinato de George Floyd. Para Black America, esos nueve minutos y 29 segundos trascendieron el tiempo, invocando siglos de nuestras heridas sin curar. En los meses que siguieron, mientras mi esposo y yo hablábamos con la comunidad de derechos civiles, nos comprometimos a nosotros mismos y a nuestra organización, Archewell, a iluminar a aquellos que están promoviendo la justicia racial y el progreso", ha dicho.

De ahora en adelante, Meghan y Harry harán posible un nuevo premio dentro de la gala NAACP. Se han asociado ambas partes para crear el premio NAACP Archwell Digital Civil Rights, que reconocerá a los líderes que crean un cambio transformador para promover los derechos civiles y humanos.