Madonna revoluciona la Super Bowl

Llegó y arrasó. Así es Madonna. Ataviada con diseños de Givenchy Alta Costura, amenizó el descanso de la final de la Super Bowl. La reina del pop se transformó en una auténtica faraona y presentó su nuevo single.

Susana Fernández

Siempre hay emoción en la final de la liga de fútbol americano, la famosa Super Bowl, pero en esta ocasión el entusiasmo estuvo presente también en el intermedio. ¿El motivo? Estuvo amenizado por la reina del pop, Madonna. En sus 12 minutos de actuación, la diva rescató grandes éxitos como Vogue, el tema de apertura, Music y Express yourself, y aprovechó para presentar un nuevo tema, Give me all your luvin, acompañada de las raperas Nicki Minaj y M.I.A.

Pero si hay algo que siempre destaca en los shows de Madonna es la puesta en escena. Esta vez apareció como una reina faraónica, con corona incluida. Para el diseño de todo el vestuario (la cantante se cambió, siempre sobre el escenario, hasta tres veces), la ambición rubia contó con la ayuda del diseñador Riccardo Tisci, para Givenchy Alta Costura. Así que los diseños tuvieron mucho que ver con su estilo, como pone de manifiesto el detalle del print de leopardo en algunas piezas o los detalles tridimensionales.

"Hace tres años ya colaboré en una gira de Madonna, y para mí es un placer hacerlo de nuevo en este momento icónico e histórico. La gente dice que todo tiene un límite, pero los límites no existen con Madonna", comentaba Tisci.

El primero y más espectacular de los diseños consistía en una capa bordada a mano con aplicaciones de metal doradas y paillettes. Mas tarde, y para poder moverse sobre el escenario, se despojó de ella quedándose con un vestido de seda negro, plisado, con cinturón. Para el final, la cantante se enfundó un sobrio abrigo negro con lentejuelas y microperlas.

La ambición rubia lanza su nuevo disco, MDNA, el próximo 26 de marzo. Si quieres verla, en su gira europea hace una única parada en Barcelona. Apunta: 20 de junio, en el Palau Sant Jordi. Entradas a la venta a partir del 16 de febrero.

¿Volverá a confiar en Givenchy para su gira? Será una sorpresa, pues la diva también ha vestido diseños de DolceGabbana, Stella McCartney y Gaultier.