GETTY

Kim Kardashian y sus sorprendentes looks de invitada para ir a la boda de su hermana Kourtney

La empresaria ha acaparado flashes con un look negro de aire gótico de Dolce & Gabbana, la misma firma que ha vestido sus hermanas, incluida la novia.

Clara Hernández

¿Es apropiado ir de invitada a una boda vestida de negro? Sí, e, incluso, y desafiando algún 'dress code', cuando una es la hermana de la novia. Así lo ha demostrado Kim Kardashian en la boda de su hermana mayor, Kourtney (en realidad, sería el tercer enlace de esta con Travis Baker después de que se dieron el "sí, quiero" en Las Vegas y, luego, en Santa Bárbara, en California).  

Como la novia y el resto de sus hermanas, Kim Kardashian ha brillado con look de Dolce & Gabbana, la firma encarga de financiar muchos de los detalles de esta ceremonia celebrada en Italia, en el Castello Brown en Portofino, una fortaleza del siglo XVI donde se puedes disfrutar de vistas impresionantes de la ciudad. 

Gótica, romántica y de negro riguroso, solo roto por el nuevo color rubio platino, casi blanco de su cabellera que ha llevado recogido en un bonito moño italiano con varios mechones libres (tal vez un guiño a la población donde se celebraba el evento), Kim Kardashian ha sorprendido con su estilismo dramático, protagonizado por un vestido largo de encaje con diferentes grados de transparencias que entallaba la silueta por la cintura y las caderas. Los guantes, unos de los accesorios de tendencia de las últimas temporadas, están integrados con el vestido ya que en realidad son las mangas las que se prolongan hasta llegar al final de los dedos de las  manos. 

Las llamativas joyas son otra de las claves de este look terminado en el cuello con un 'choker' con una gran piedra verde en el centro y un crucifijo verde y devoto sobre el pecho, también de medidas considerables. 

No ha sido el único estilismo que le hemos visto lucir a lo largo del día y de la noche. También en negro pero combinado con plata (en la imagen sobre estas líneas), de la misma firma italiana, Kim Kardashian se ha olvidado de los planteamientos clásicos de su primer look para resplandecer con un body-corsé joya, recorrido por cristales incrustados, a juego con un culotte, todo de la colección de otoño/invierno de 1991.

Actualmente, todavía es posible encontrar alguna de estas piezas en tiendas como Farfetch, donde tienen disponible el 'cropped top' por un precio de 2.750 euros.  Este conjunto resplandeciente lo ha lucido con top de licra negro con guantes, capa llena de volúmenes y leggins acabados en bota en, también, negro satinado.

Farfetch

Encaje y estilismos de talante dramático han triunfado en una noche donde el clan Kardashian ha mostrado cómo es su idea del glamour (Dolce & Gabbana mediante).  

- Todos los detalles del vestido de novia más esperado de Kourtney Kardashian.

- El minivestido de novia de Kourtney Kardashian en su segunda boda con Travis Barker

Mira también: