Joyas en versión Tetris

Así es la colección de joyas Odysée de la joven firma Hirschell, que se inspira en este mítico juego y le da un toque tribal. Ideal para este verano.

Sophie Billaud

Antes de empezar su carrera, Hanna Baise, la creadora de la firma Hirschell, dejó Lyon por París y su carrera de diseño de moda. Fue entonces cuando empezó a diseñar una línea de joyería con resina époxy, su material fetiche.

Al poco de comenzar su andadura, las famosas galerías Lafayette le encargaron doscientos accesorios para decorar sus escaparates en Navidad. Las joyas de Hirschell se inspiran tanto en el hip-hop como en el Art Nouveau y en las nuevas tecnologías.

Dos años más tarde, la firma por fin da sus primeros pasos en solitario, ya que se ha consolidado presentando la colección Chaos Inca, que reinventa la estética de los indios americanos a través de referencias y materiales ultracontemporáneos como el juego del Tetris.