Kate Middleton y el príncipe Guillermo muestran su apoyo al pueblo ucraniano. | Getty images

El jersey con el que Kate Middleton muestra su apoyo a Ucrania

La duquesa de Cambridge ha seguido los pasos de la reina Letizia haciendo de su look una manera de reivindicar el fin de la guerra iniciada por Rusia. 

Julia García

En la agenda oficial de Kate Middleton y el príncipe Guillermo figuraba como cita en las últimas horas la de visitar el Centro Cultural de Ucrania en Londres, desde el que se está haciendo recogida de donaciones por parte de los británicos –la reina Isabel II fue una de las que hizo una generosa aportación económica hace unos días según ha trascendido– para ayudar a los más de 1 millón de refugiados que han huido de su país desde el comienzo de la invasión de Rusia el mes pasado.

Hasta allí se desplazaron los Duques de Cambridge para conocer de primera mano cómo estaban trabajando desde el centro y, sobre todo, para mostrar su apoyo al pueblo ucraniano en estos momentos tan complicados. Un apoyo que quedó patente con su presencia y con el arsenal de brownies de chocolate caseros y barritas de granola que llevaron a las personas que ejercen de voluntarios, además de con los pines que lucieron en los que se podía ver la bandera de Ucrania. 

Además de los broches que lucieron ambos, Kate Middleton quiso ir un paso más allá al elegir un tono claro como es el azul cielo como protagonista absoluto de su look sobrio compuesto por una prenda de punto y unos pantalones negros de silueta palazzo que combinó con unos zapatos de tacón.

El jersey de manga larga estaba firmado por Alexander McQueen y recordaba a uno de los tonos de la bandera de Ucrania y es la manera en la que la duquesa de Cambridge ha querido solidarizarse con el país que tanto está sufriendo con esta barbarie. 

Kate Middleton y el príncipe Guillermo visitan el centro cultural Ukrainian Cultural Centre in Holland Park. | Getty images

Con este gesto, Kate Middleton, quien ya había mostrado su apoyo al presidente Zelenski recientemente, sigue los pasos de la reina Letizia, quien hace tan solo unos días aparecía en una reunión de trabajo vestida con una blusa blanca llena de bordados típica del folcklore ucraniano en solidaridad con la causa. Una forma de demostrar el poder de denuncia que puede tener la moda en un contexto social como este y cómo puede utilizarse también como señal de respeto frente a la tragedia.