Hippy chic con raíces

Flamenco tiene algo más que piezas bonitas. Detrás se esconde toda una filosofía "typical spanish". Descubre los secretos de esta firma que cada vez es más conocida en el mundo de la moda.

Marga Solé

En 1977, Carola Morales y Elena Martín, amigas desde pequeñas, empiezan un pequeño proyecto en el mundo de la moda. Comenzaron con creaciones de ropa de hogar, y tras ponerle dos asas a un cojín para convertirlo en bolso, iniciaron sus andanzas en el mundo de la moda. En poco tiempo se convirtieron en la firma más original, colorista y diferente del panorama español. Y la llamaron Flamenco. Después, llegaron las colecciones de prendas, la pequeña bisutería y la ropa infantil. Su peculiar estilo hippy chic vuelve locas a sus seguidoras, que encuentran el sello de identidad de la marca en sus bordados, lentejuelas, adornos, piedras y abalorios que lo ‘aflamencan’ todo. Son piezas con alma.
Flagship store
En 2008 abrieron la primera tienda Flamenco. Situada en la calle Sagasta, se ha convertido en su buque insignia. El espacio respira ese aire hippy chic característico de todas sus colecciones; al igual que su tienda online, que se puso en marcha el mismo año.