Florencia Galdós, una creadora romántica

Florencia Galdós arrasa con Vivarini: sus bañadores vienen acompañados de complementos de ensueño.

Ester Aguado

No puede vivir sin sol; por eso, cuando esta italoargentina se trasladó a España a los 15 años, encontró su sitio en Marbella. Tras estudiar Empresariales y trabajar en el departamento de diseño y marketing de varias marcas de moda infantil, se aventuró a probar con su propia firma de complementos y... ¡bañadores! "Era algo arriesgado, porque nunca había estudiado patronaje, pero me daba rabia no encontrar trajes de baño con esa mezcla de romanticismo y vintage que tanto me gusta". Eligió el nombre de un pintor del Renacimiento que le apasionaba: Vivarini, empezó a investigar en el mundo de los tejidos tecnológicos (aquellos que se secan antes, que protegen de los rayos UVA, que se adaptan al cuerpo como un guante...) y a hacer miles de pruebas con los patrones. Tres años después, las tiendas multimarca más chic se la disputan aquí, en Italia, en Inglaterra, en Portugal... Por eso se ha animado a lanzar, el próximo otoño, su primera colección ‘prêt-à-porter’: "Son unas 50 prendas muy retro, con telas muy románticas y detalles exquisitos."
Sabías que...

Vivarini se inspira... "en la gente de la calle y en la mujer mediterránea".

El próximo paso: "Me atrevería con la cosmética o los detalles decorativos".

Un recuerdo de tu niñez: "Buenos Aires y la pasta de los domingos de mi bisabuela Amelia".

Colaborarías con: "YSL, Tom Ford o Christian Lacroix, pero sin renunciar nunca a mi marca".

Dónde encontrarte: "Vivarini se vende en Tribecca: Argensola, 5. Madrid. Tel. 913 087 430".