Derrochando imaginación

El Delgado Buil y Modesto Lomba

Ester Aguado y Noelia Collado
EL DELGADO BUIL: Con un modelo clásico de Levi's y dos tejanos de HM han creado su versión de jeans oversize. 100% vanguardia.

Acaban de recibir el premio Barcelona es Moda 2009 a la empresa emergente por su firma El Delgado Buil. En una industria repleta de propuestas clónicas, Anna Figuera Delgado y Macarena Ramos Buil saben cómo marcar la diferencia. Por eso les dimos el reto más difícil: dar la última vuelta de tuerca a la prenda más customizada de la historia: el jean.
¿Qué os ha parecido la idea de customizar un eterno como el jean con vuestro sello personal?
Anna: Estupendo, la customización es la mejor respuesta a la crisis para personalizar tu look.
Macarena: Se puede conseguir un estilo individualista con prendas ‘mainstream’ o de gran consumo.
¿Qué jóvenes diseñadores os gustan?
Macarena: Nos encanta Martin Lamothe de Elena Martín. Y de fuera, Rodarte, Christopher Kane…
Anna: La firma Acne Jeans nos fascina, porque más que moda, venden un concepto, que es nuestro sueño: crear un mundo de El Delgado Buil. Vender un diseño, un frasco de perfume, un mueble…
¿El último capricho que os habéis comprado?
Macarena: Un vestido de Acne en Snö (Séneca, 33, Barcelona), y una cazadora de visón vintage en Heritage (Banys Nous, 14, Barcelona). El vintage es exquisito combinado con prendas actuales.
Anna: Aprovechamos nuestros viajes a París para comprar en las tiendas de Le Marais, como Coiffeur, en rue de Rosiers. La última vez nos colamos en una subasta de piezas vintage. Allí estaban los mejores expertos, gente como Didier Ludot. Y recuerdo que estábamos pujando en francés casi sin saber lo que estábamos pagando (risas).

MODESTO LOMBA: Nos enamoró. Le dimos una camiseta blanca y nos devolvió un top con volumen, texturas y mucho color.

Acaba de publicar con Emi un CD con la música de todos sus desfiles, ha diseñado con Luis Devota una cocina espectacular para la firma Bossia y está rehabilitando la Casa Palacio de Santa Ana, en Sevilla, junto con el arquitecto Felipe Santamaría. Si una cosa tiene clara Modesto es que el lema para un diseñador español es «diversificarse o morir».
¿Crees que el ‘mixmuch’ es el futuro de la moda?
No solo el futuro sino que es ya una realidad. Vestir un total look de un solo creador es más de los 90, cuando las fashion victims ejercían y estaban encantadas de pertenecer a un colectivo. Ahora, la moda se entiende como un elemento para enriquecer la personalidad y poder diferenciarse del resto. El tema está en encontrar el diseñador más adecuado para ti.
¿Huyes del lowcost o lo has hecho tu aliado?
Me interesa mucho: una prenda, por el hecho de costar menos, no tiene por qué perder el espíritu con el que fue creada... La venta a través de internet me permitirá mejorar el precio, eliminando riesgos e intermediarios.