Legacy Duffle (395 €) con kit intercambiable de borla, correa y hangtag (100 €).

Bolsos con legado

Coach recupera algunos de sus modelos icónicos de la línea Legacy.

Carmen Melgar

Con más de sesenta años a sus espaldas, Coach se ha convertido en un referente en el estilo de vida de las mujeres americanas. El hecho de que Gwyneth Paltrow fuese la imagen escogida para la campaña de celebración de estas seis décadas no es fortuito, porque detrás de bolsos icónicos, materiales de excepción y acabados artesanales se esconde toda una filosofía que seduce a mujeres cosmopolitas pero también pragmáticas.

Eso sí, nada de este allure sería posible sin el telón de fondo más famoso del mundo: el de la Gran Manzana. Nueva York es a Coach lo que San Francisco a Levi’s o Harrod’s a Londres; todo un icono. Manhattan ha sido el escenario de campañas que han dado la vuelta al mundo, la ciudad en la que abrió su primer flagship store, en Madison Av., pero sobre todo, el lugar que la vio nacer en 1941. Desde el Upper East Side hasta el Lower, los barrios más pintorescos son fuente de inspiración de la firma, el legado de cada una de sus piezas.

Regreso al pasado

Desde que, en 1961, Bonnie Cashin se incorporara a Coach como directora creativa, los bolsos firmados por ella se han convertido en piezas atemporales que a día de hoy se siguen recuperando. La última, el modelo Legacy Duffle.
Diseñado en el 73, e inspirado en las bolsas marineras, este modelo se ha convertido a lo largo de las décadas en el favorito de celebrities y editoras de moda.

La reedición, además, te permite interactuar y crear un bolso a tu imagen, practicar el DIY (Do it Yourself). Puedes elegir la combinación de colores que más te guste con kits independientes de borla, correa y hangtag en cualquier punto de venta. Saddle, Penny o Amanda son otros de los modelos de la línea Legacy que también se recuperan en la colección de este otoño, con diseños y tejidos de la época de Cashin. Auténtico vintage revisitado para el siglo XXI.