Eva González con jersey de lentejuelas en 'La voz'. | Instagram @antena3com

¿Buscas una blusa blanca diferente? Esta de Eva González en La voz te encantará

Con sus hombros marcados y su escote en uve, es perfecta para cualquier look cargado de sofisticación. 

Julia García

Una de las mejores cosas del otoño invierno, por lo menos del primero, es las ganas con las que uno pilla los fines de semana de paseos mañaneros y sofá y mantita, cuando se va el sol y aparece el frío. Estos se llevan mejor, por supuesto, con algo bueno en la tele, y no siempre tiene siempre por qué ser una buena peli o el maratón de una nueva serie. Y menos ahora que tenemos a Chenoa en modo JLO los viernes y a Eva González los sábados, que siempre tiene algo interesante que enseñarnos a las que nos pierde esto del vestir.

La sevillana, en el estreno de La Voz en la noche de los sábados, ha vuelto a brillar con luz propia, nunca mejor dicho. Esta vez no lo ha hecho gracias a las lentejuelas, uno de sus detalles de estilo favoritos, sino al tejido satinado brillante de una espectacular blusa de Inés Martín Alcaide, la diseñadora española especializada en vestidos de novia a la que recurre a menudo la presentadora andaluza para sus estilismos -¡cómo olvidar su mono animal print en Mask singer-.

La blusa, de manga larga y escote en u, dibuja una silueta muy original y elegante gracias a sus pliegues naturales y a los hombros muy marcados que dan altura a la delicada pieza que Eva Gonzalez ha lucido metida por dentro de un pantalón negro de tiro alto firmado por Maje.

Unas botines de tacón, también en color negro, otro de sus detalles favoritos de estilo por cierto, y un cinturón extralargo con tachuelas completan un look más informal de lo que suele lucir en las galas del show la sevillana —los vestidos de fiesta y las americanas son sus prendas fetiche en ellas— pero no por ello menos acertado.

También ayuda a que el resultado sea tan positivo el peinado, que acompaña en la línea relajada del estilismo al haber optado el equipo de peluquería del programa por un moño alto que deja libre el flequillo, que cae de manera natural, en cascada, a ambos lados del rostro de Eva, dejando a la vista sus piercings, una de las tendencias del momento a la que ella se apuntó antes incluso de que lo fueran.