Alpargatas con historia

Las alpargatas desde hace años se han convertido en un it estival. Pero su fama no es casual, Castañer las ha elevado a estatus de lujo.

Carmen Melgar

Representan el pistoletazo de salida del verano mejor que el mismísimo biquini. Y es que las alpargatas no solo llevan más de cuatro siglos arraigadas a la indumentaria tradicional española, sino que, gracias a la familia Castañer, ahora tienen rango de icono de moda. Desde que en 1776 Rafael, el pionero, fabricara los primeros modelos hasta que firmas como Hermès o Dior las incorporaran en sus colecciones hay escrita toda una historia. Y de culto. Han calzado a las tropas españolas y han llegado a pies tan célebres como los de Grace Kelly o Cary Grant, y a los de it girls como Alexa Chung, Kate Bosworth o Miranda Kerr. Porque a Castañer todas le dicen ‘I love you’.

Modelos de altura
Las cuñas son un imprescindible de verano. El yute y la lona son los materiales clásicos por excelencia, pero cada temporada la firma innova con nuevos tejidos, como el satén, el charol, el cuero o el ante. Castañer ha entrado en el Olimpo fashionista.

El negocio familiar ahora vende en cuatro continentes, en tiendas referencia de moda, como 10 Corso Como en Milán y Santa Eulalia en Barcelona, en centros comerciales y online.

Con firma modelos estrella
En los años cincuenta y sesenta, una de las épocas de máximo esplendor de la marca, el matrimonio Lorenzo Castañer e Isabel Sauras consiguió que la alta costura se rindiera a sus pies. Literalmente. Firmas como Dior, Yves Saint Laurent o Hermès descubrieron el fabuloso know how en el manejo del esparto de la familia Castañer, y no dudaron en encargar modelos exclusivos de sus colecciones de verano. Hoy, diseñadores como Marc Jacobs, Christian Louboutin o Bruno Frisoni se cuentan entre sus fieles adeptos.

De buena familia
Con tradición alpargatera
Con una técnica desarrollada a lo largo de cuatro siglos, la familia Castañer ha posicionado sus esparteñas en el top del calzado casual de verano. En 1927, Luis Castañer estableció la firma. Su máxima, realizar calzado barato y cómodo. Tres generaciones después, la marca es premium, el 70% de la producción se distribuye internacionalmente y crea modelos exclusivos para las mejores casas de costura.