INSTAGRAM

Sara Carbonero remata el verano apostando por un vestido holgado y zapatillas blancas

La periodista ha abandonado las cuñas por un calzado cerrado

Noelia Murillo

Pensar en el estilismo de Sara Carbonero probablemente nos lleve a looks llenos de encanto, donde lo bohemio sea protagonista, también los sombreros, las sandalias y las cuñas, así como las tonalidades suaves y las prendas holgadas, cómodas. Estas son, sin duda, las señas de identidad de la periodista, que también ha llevado a la firma que creó hace ya unos años con su compañera, socia y amiga Isabel Jiménez, Slowlove. A su vez, esto indicaría por qué siempre que publica alguna imagen sean cientos, miles, las personas que le preguntan si se trata de una prenda que próximamente vaya a formar parte del catálogo de esta marca o si solo es cuestión de buscarlo en su web para poder comprarlo; a veces, hasta con descuento.

Eso es lo que ha ocurrido con las últimas instantáneas que ha subido la toledana a su cuenta personal de Instagram, donde ha dado a conocer en qué lugar de España se encuentra en estos momentos pasando unos días de vacaciones con amigas. Concretamente, Sara y compañía han visitado el Campo de Criptana, situado en la provincia de Ciudad Real, donde abundan los siempre fotografiables molinos de viento. A pesar de que actualmente solo existen poco más de 10 molinos, la periodista ha encontrado el lugar perfecto para hacerse las mejores fotografías y, ya de paso, mostrar un estilismo que también nos ha encantado.

Concretamente, ha llevado un vestido largo de tipo boho muy holgado y en color coral, que permite diferentes combinaciones debido precisamente a sus holguras. A pesar de que nuestra protagonista lo ha llevado sin top debajo, dejando a la vista un imponente escote en la espalda, así como uno de los tatuajes que luce en la zona de las costillas, se puede vestir en combinación con un top o, si se da el caso, con una camiseta de tirantes. Nuestra recomendación sería escoger un color claro, como el blanco o el beis, pasa crear contraste entre una prenda y otra y añadirle otro detalle más a dicho look.

De hecho, Sara podría haber seguido esta idea, puesto que en lugar de las habituales cuñas que suele preferir en esta época del año, ha elegido unas Converse de caña baja en color blanco, con las que seguramente haya estado muy cómoda recorriendo este lugar. Para evitar quemaduras indeseadas, no han faltado sus habituales complementos. por un laso, un  bolso de tipo bandolera y, por otro, un sombrero de paja. No obstante, lo mejor de estas fotografías ha sido su literal naturalidad ante la cámara, puesto que ha posado sin una gota de maquillaje y, la verdad, está espléndida.