Edurne con vaqueros, suéter blanco y zapatillas. | Instagram @edurnity

Edurne confirma que el reinado de las zapatillas chunky no ha terminado

Con unas de Balenciaga y otras de Bershka, la cantante ha demostrado que estas sneakers que llevan años conquistando a mujeres y hombres de todo el mundo siguen siendo tendencia.

María Aguirre

Todos teníamos más o menos claro a estas alturas del 2022 que las zapatillas tipo chunky hace tiempo que vivieron su mejor época, pero algunas firmas se resisten a dejar caer en el olvido esta tendencia de finales de la década pasada y celebrities como Edurne piensan de la misma manera.

Hace ya 5 años que Demna Gvasalia diseño las Triple S de Balenciaga, probablemente la sneaker que mejor refleja el espíritu de las ugly shoes que tanto furor causaron a finales de la década pasada. El director creativo de la firma revolucionó el universo de las deportivas al acercarlas definitivamente al sector de la moda de lujo. En ello tuvo mucho que ver el éxito de este modelo inspirado en la vanguardia, los diseños vintage de los años 80 y 90 y en las zapatillas de deporte tuvo mucha culpa de ello. Por esta triple inspiración las bautizó con el nombre que hoy todos conocemos.

Zapatilla Triple S de Balenciaga
Zapatilla Triple S de Balenciaga. | Balenciaga

Con la pandemia, la tendencia pareció invertirse en el universo de las deportivas, donde reaparecieron con fuerza diseños que evocan el concepto de ‘nice sneakers’. Por ejemplo, las Blazer de Nike. Pero las chunky no han terminado de irse de nuestro lado y es muy probable que esto no ocurra jamás. Al menos a corto plazo. El motivo es que firmas como Balenciaga insisten en ellas como seña de identidad del diseño de Demna Gvasalia que son. Y marcas low cost que tan bien replicaron el espíritu de modelos como las Triple S en versiones económicas, también mantienen su apuesta por las chunky.

Celebrities como Rosalia y Aitana Ocaña siguen apostando por deportivas de estética ‘ugly’: muy voluminosas, de aspecto retro y a la vez futuristas, con suelas muy gruesas y combinaciones originales de colores. Y lo mismo hace Edurne, que en sus últimas fotos publicadas en Instagram nos ha enseñado su última adquisición: las Triple S Clear Sole Sneaker, la última evolución de las deportivas de Balenciaga.

De color beis y fabricadas sin piel natural en su composición, una de sus randes novedades es la atencion a pequeños detallees que a puesto el diseñador eoriano para este nuevo diseño. Por ejemplo, los cordones bicolor y la talla bordada en la punta de cada zapatilla (un 38 en el caso de Edurne), incorporando este número como un elemento estético más de las Triple S.

Las deportivas en cuestión tienen un precio de 895 euros en la tienda online de Balenciaga, pero son la demostración palpable de que las chunky siguen entre nosotros. No en vano, la propia Edurne ya ha mostrado en alguna ocasión reciente que en su zapatero tiene también otros modelos de deportivas en esta línea.

Es el caso de este modelo con plataforma de Hello Kitty firmado por Bershka, que por cierto sigue a la venta en su tienda online por un precio de 45,99 euros.