El estampado pata de gallo triunfa en otoño. | D.R

La chaqueta con estampado pata de gallo perfecta para la temporada está en Uterqüe

La chaqueta es capaz de elevar cualquier look gracias a sus botones joya. 

A.M

La moda es cíclica, todo lo que triunfó en su día lo más probable es que vuelva reinventado en el futuro. Sin embargo, hay modas que nunca pasan, que las adaptamos y que nos acompañan todo el tiempo, sin importar temporadas, o tendencias.  Justo este es el caso de la pata de gallo, uno de los grandes clásicos que ha sabido adaptarse a épocas.

Su historia se remonta a la Escocia del siglo XIX. Fue en este sitio donde se aprendió a tejer la lana con esta forma que recuerda a la pisada de un gallo, de ahí su nombre. Sin embargo, la responsable de hacer de este tipo de estampado una tendencia, fue Coco Chanel. La diseñadora fue la primera en atreverse en los años veinte a incorporarlo a algunas de sus prendas -especialmente las chaquetas-. Mientras que Christian Dior fue quien en 1948 empezó a incluirlo en su colección de Alta Costura. 

Chaqueta de Uterqüe. | D.R

Desde esa época hasta ahora, no hay temporada que no tengamos una prenda que incluya el estampado 'pata de gallo', sobre todo cuando entra el otoño y se acerca el invierno. 

Kate Middleton rescata el vestido de Zara que causó sensación

La reina Letizia rescata su blazer de pata de gallo de Uterqüe que agotó en cuestión de horas

Si algo tiene el estampado de pata de gallo es que difícilmente otro sea tan versátil como él, pues es capaz de adaptarse a todo tipo de atuendos y personalidades. De allí que sea uno de los favoritos de 'royals' como la Reina Letizia, Kate Middleton, o en el pasado Lady Di. Pero es que también lo han bajado al 'street style' personalidades como Irina Shayk hasta la influencer María Fernández Rubíes.

Chaqueta de Uterqüe | D.R

Este año la encargada de crear la chaqueta con estampado de gallo de la temporada ha sido Uterqüe. La firma nos propone el diseño más original y que resulta perfecto para tus looks con pantalones.

Se trata de una elegante chaqueta que combina dos diseños. En los hombros apuesta por el negro con costuras vistas en tono blanco, mientras que en el resto de la prenda respeta el típico estampado de pata de gallo. Está confeccionada en denim y tejido y destaca su cuello redondo, con un elegante cierre de botones joya con perla con detalles dorados en la parte frontal. El modelo es ajustado, tiene bolsillos al bies en negro, el mismo color en el que acaban los puños de las mangas largas. La chaqueta está disponible en las tallas S, M y L, cuesta 159 euros. Y promete convertirse en una de las prendas fetiche del otoño.