D.R.

Vestidos de nido de abeja: la prenda que te salvará cualquier look en los días más calurosos de verano

Son súper cómodos, agradables y fresquitos. Justo lo que necesitas en tu armario cuando el calor aprieta y todo te sobra pero quieres ir elegante y chic pese a las altas temperaturas.  

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

La moda es cíclica y las tendencias del pasado siempre vuelven, pero parece que últimamente estamos viviendo un resurgir de las tendencias de nuestra infancia. ¿La última en sumarse a la fiesta? El nido de abeja. En los últimos años, este tejido ha aparecido una y otra vez, y siempre justo a tiempo para la temporada de verano, pero es que sus ventajas estilísticas son tantas que lo que nos extraña es que no sean un básico de cada temporada como las rayas marineras.

Y es que, el nido de abeja es genial para estilizar porque se tenga la talla de sujetador que se tenga, siempre queda bien. A las de pecho grande se lo disimula y a las de pecho pequeño les resalta esa zona. Pero además tiene otras muchas ventajas, como la comodidad a la hora de llevarlo (no aprieta absolutamente nada) y a la hora de ponértelo y quitártelo, pues no tienes que abrochar ningún botón o cremallera. 

Y puesto que es un vestido que te hace sentir como si no llevaras nada puesto, es ideal para esos días de calor extremo en los que no te apetece llevar nada pero aún así quieres seguir yendo elegante y muy chic.

Otra ventaja de este tipo de vestidos es que, si llevan el nido de abeja en la zona del pecho, no es necesario que lleves sujetador con ellos, ya que ofrecen muy buena sujeción gracias a los elásticos, y su tela fruncida hace que no se marque nada. 

Los vestidos con este tipo de fruncidos no sólo tienen diferentes longitudes, sino que también varían en cuanto a patrones y el lugar en el que se encuentra el nido de abeja en la prenda, ya que no solo puede estar en el escote, sino también en la cintura, en la parte de la falda o incluso en toda la prenda. ¿Y cuál elegir para cada ocasión? Te ayudamos a decidir.

Look informal 

Ya sea para estar en tu propio jardín, en el paseo marítimo de vacaciones o de camino a la piscina para nadar, los vestidos con nido de abeja son perfectos durante los días más calurosos del año. Para que sean agradables y fresquitos, elige un tejido ligero como el algodón, el lino o la seda. Los que son cortos y sin tirantes resultan especialmente veraniegos, y solo necesitarás un bolso de rafia, unas sandalias tipo pala y un colgante con conchitas para combinarlo a la perfección. 

Look urbano elegante

Con un vestido con estampado estarás perfectamente vestida tanto para una cita de tarde en un café como para ir a la oficina. Si no quieres que el vestido parezca demasiado informal, sino más chic, opta por un modelo de color liso o una versión con un estampado romántico de flores o de cuadros vichy.

Look de noche 

Los vestidos de nido de abeja también pueden ser elegantes y ser el look ideal para una cena o una fiesta nocturna, especialmente si son de largo midi o maxi y llevan el fruncido en la zona de la cintura. Combínalo con unos salones y unas joyitas doradas o con perlas para darle el toque más chic.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.