Camisa blanca de Pull and Bear. | D.R.

Todas las versiones de una simple camisa blanca

¿Quién dijo que este básico era aburrido?

María Aguirre | Woman.es

Para que una prenda entre en la categoría de básico necesita una característica fundamental: versatilidad. Es su capacidad de adaptación a diferentes escenarios y estilismos lo que hace que una pieza se convierta en imprescindible en un armario.

La camisa blanca es una buena muestra de ello. Porque precisamente esa habilidad para adaptarse viene determinada también por todas las veces que ha sabido reinventarse.

Aunque la clásica sigue siendo la de corte recto, con cuello acabado en pico y botonadura en la parte central, las versiones que se encuentran en las tiendas son cada vez más y, todas ellas, completamente diferentes entre sí. 

Por ejemplo, es muy habitual dar con modelos de silueta oversize, con mangas abullonadas, de organza, extra largas, con volantes, llenas de aplicaciones, desestructuradas... la lista podría ser eterna. Es más, si nos centramos en esta temporada podemos ver incluso las camisas llegan a confundirse en muchos casos con blusas de estilo victoriano que están llamadas a ser reinas del otoño. 

Es prácticamente imposible que no encuentres una que te convenza para acompañarte en cualquiera de tus looks, y si no nos crees, aquí tienes una pequeña selección que lo demuestra.