Look con joggers de Uniqlo. | Uniqlo

Así es como Uniqlo va a convencerte de llevar joggers este otoño

Los pantalones que necesita tu armario no son de chándal ni tampoco un vaquero, son estos que marcan la diferencia. 

Julia García

Si eres una rara avis que todavía no ha incorporado un jogger a su armario es muy probable que sea porque no termina de convencerte el concepto chándal y menos en un contexto que no sea el puramente deportivo, pero déjanos decirte que cada vez hay más alternativas entre las que poder elegir un diseño de este tipo que nada tenga que ver con lo que todas tenemos en la cabeza. 

Para empezar porque no tienen por qué llevarse de manera literal como si fuera un dos piezas con el que ir a entrenar, después porque hay infinidad de modelos que se presentan menos informales y por último porque el algodón no es el único tejido en el que se confeccionan este tipo de pantalones. La variedad en las tres cuestiones es tal que, de verdad, es difícil que al menos no haya una alternativa que te convenza. 

Uniqlo, de hecho, se ha propuesto que pruebes esta temporada y por eso ha lanzado en su colección una prenda en la que estas tres variables de las que te hablábamos se cumplen. 

Pantalón tipo jogger de Uniqlo. | Uniqlo

1. No es un diseño de chándal como tal. De hecho, es un pantalón de talle alto que no cuenta con una cintura de goma como sería habitual sino con botón central y trabillas para añadir un cinturón además de bolsillos laterales. Lo que sí incorpora son sus característicos bajos elásticos para ajustase al tobillo y su corte amplio en las piernas para que pueda recibir la nomenclatura de jogger. 

2. No es del material propio de la ropa deportiva. Aunque el corte pueda llevar a confusión, si uno se fija bien comprobará que en realidad es como muchos otros pantalones que llevamos de manera habitual cuando queremos algo distinto a los omnipresentes vaqueros y están fabricados en su mayoría en poliéster. Tienen incluso unos bolsillos en los laterales y otros en la parte trasera como si de un pantalón tipo chino se tratara. 

3. No se llevan de forma literal. Aquí no hay sudadera o chaqueta con cremallera a juego. La propia firma propone llevarlos con zapatos de tacón bajo, pero tal como hemos comprobado en Instagram queda igual de bien con unas botas y apostamos a que también lo hace con unas bailarinas. 

Podríamos incluso añadir un cuarto punto a tener en cuenta y es su color porque se aleja completamente del gris que tanto se ve en los chándals para declinarse en cuatro tonos rompedores en este sentido que son beige, azul marino, verde oliva y marrón. No darle al menos una oportunidad.