Respecto a su entrega anterior, los bolsos T Timeless de la nueva temporada exploran la vía cromática. En rojo (1.800 €). Foto: JC de Marcos. Estilismo: Laura García del Río.   | Woman

La T en los bolsos de Tod's esconde más de lo que crees

Con la inicial de la firma como emblema e hilo conductor, la colección T Timeless de Tod's materializa todo lo que la enseña italiana representa: la tradición del buen saber hacer, el talento creativo y la tenacidad para trascender el tiempo.

Laura García del Río | Woman.es

Son poco los que han conseguido encapsular tanto en una sola letra. Dicho sea, la mayoría de sus competidores recurren a grafemas duplicados y monogramas para rubricar su posición. Pero a la casa italiana le ha bastado con su inicial para dar forma no solo a un logo, sino a un emblema. La T de Tod's es el blasón de la firma que Diego Della Valle fundara en 1983 siguiendo el camino emprendido por su abuelo Filippo a principios del siglo XX en un pequeño taller de zapatos. Pero también una declaración de intenciones: significa tradición, talento y tiempo. 

Bolso T Timeless de Tod's en piel con asa corta reforzada y correa larga desmontable para colgar como bandolera (1.800 €).   | Tod's

Para el caso, en 2019 la firma recuperó de sus archivos una hebilla en forma de T que se convertiría en el eje de un proyecto al que llamarían
T Timeless y que desde su debut en la primavera-verano de 2020 ha venido continuando, entrega tras entrega. Esta, se declina en una nueva familia de bolsos cuyas siluetas perfilan la idiosincrasia de la enseña: esa difícil comunión de tradición y contemporaneidad, diseño y pragmatismo que se ha convertido en santo grial de una industria decidida a alejarse de la tendencia fugaz y apostar por valores más sólidos. Los mismos que encierran la insigne T y todas las piezas que la lucen. "Siempre he odiado la idea de que el lujo consiste en vestir algo caro. Para mí, el lujo es vestir una idea", afirma Walter Chiapponi, director creativo de la firma desde octubre de 2019.

Si Tod's es embajador mundial de la elegancia italiana discreta y el tipo de lujo que se basa más en el tacto de una piel bien curtida que en el relumbrón del exceso, también lo es del buen saber hacer. El desfile de esta primavera-verano, con buena parte de las 45 salidas luciendo la T en los accesorios, se presentó en el PAC de Milán con un telón de fondo articulado para mostrar la intrínseca relación de Tod's con la artesanía: la instalación digital que la enseña comisionó a la artista Carlota Guerrero, además de vínculo con el arte, ejercía como una narración que, a través de la figura femenina que tan bien sabe capturar Guerrero, con un elenco de siete mujeres muy distintas entre sí, exploraba la artesanía como laboratorio creativo y expresión de individualidad. Y apuntalaba la premisa de Chiapponi de diseñar para la mujer poliédrica de hoy. 

Detalle del desfile de p-v 2022 de Tod's. | Tod's

Una que no se concibe sin un bolso que sepa conjugar forma y función. Sin perder de vista el pragmatismo que desde sus inicios enraíza a Tod's con el sportwear –entendido más como ropa de una elegancia informal que deportiva–, en el imaginario del diseñador se reunían referencias que iban de Isabella Rossellini fotografiada por Mapplethorpe a Fellini, "El valle de las muñecas" (1967) y "Desayuno con diamantes" (1958). El producto de esta interesante miscelánea es más visible en los bolsos que en ninguna otra parte: líneas depuradas que parten de formas clásicas para hacerlas contemporáneas, funcionalidad, y la medida justa de indulgencia ornamental a la vista en un asa forrada o un tono verde croma. «Decorativismo técnico», lo llama Chiapponi.