El color 'nude' se multiplica

C. Ávila | Woman.es

¿Acaso una única talla de sujetador serviría para todas las mujeres? ¿O un mismo modelo favorecería a todas por igual? ¿Por qué, entonces, hasta ahora sólo existía un único color “nude”? Una firma de lencería redefine el “color carne” para adaptarlo a los diferentes tonos de piel. Era necesario y lo ha hecho Nubian Skin.

La ropa interior del mismo color de la piel es un básico en el armario de cualquier mujer… Al menos en teoría. Porque hasta que la firma Nubian Skin decidió tomar cartas en el asunto, lo de encontrar esa lencería invisible que parece fundirse con el cuerpo y pasar desapercibida era misión imposible para las mujeres de piel oscura. Por eso pusieron manos a la obra, estudiando e identificando los diferentes tonos de piel para multiplicar por cuatro (aunque aseguran que muy pronto habrá más) las tonalidades de las prendas íntimas para ofrecer un catálogo de braguitas, sujetadores y medias adaptado a la diversidad racial. Diferentes diseños y modelos en cuatro tonos. A saber: berry, cinnamon, caramel y café au lait (o lo que es lo mismo: baya, canela, caramelo y café con leche). Porque “nude” significa desnudo y, ¿acaso todas las pieles desnudas son iguales?

Ade Hassan, la fundadora de la marca (cuya sede está en Londres, pero que vende a cualquier parte del mundo a través de su web), se inspiró en otras iniciativas semejantes que se atrevieron, antes que ella, a dar un paso contra la discriminación en la moda. Christian Louboutin fue el primero en ampliar a cinco tonos sus famosos stilettos nude y mujeres como Eunice W. Johnson y la súpermodelo Iman crearon la firma de cosméticos Fashion Fair and Iman, que llevó hace unos años ese mismo concepto al terreno del maquillaje.