Copia el look de Kaley Cuoco en versión low cost

maqui bourgon

No todas tenemos un cuerpo perfecto, pero lo que si tenemos todas a nuestro alcance son las prendas de vestir para, jugando y mezclando hechuras, colores, estampados, adornos, tejidos, potenciar o disimular, según sea el caso, determinadas partes y lograr una figura estilizada.

Verte atractiva y esbelta poco tiene que ver con tu talla, peso o figura, es más bien una cuestión de equilibrio y armonía entre las líneas, volúmenes y formas de tu cuerpo y las prendas que vistes.

Y esta es una cuestión que debe ignorar Kaley Cuoco, o en su defecto su estilista de cabecera, a juzgar por el look que lució en la última gala de los People´s Choice.

Vaya por delante que el estilismo lo tiene todo para triunfar. Es tendencia, sobrio, elegante, sexy y apropiado para la ocasión pero... ¡falló la percha!

Y es que por mucho que algo se lleve o te guste, si no te sienta como un guante, mejor que se quede en la tienda.

Kaley puede presumir de tipazo. Es alta, delgada y tiene un cuerpo atlético y tonificado, pero este outfit aumenta considerablemente la desproporción entre la parte inferior y superior de su cuerpo, característica de una silueta triangulo invertido como es la suya.

Y es que ese Crop top tan trendy y escotado, que deja tanta piel al aire, no hace sino aportar ópticamente volumen a la altura de sus hombros... justo dónde menos lo necesita.

De todas es sabido que los colores claros aportan más volumen que los oscuro, por tanto la elección del mencionado top en color blanco fue igualmente un error.

Menos mal que elijio un escote en V que alarga y resta algo de peso a la parte superior del tronco en lugar de un cuello a la caja o vuelto.

Para acabar de rematar la jugada va y se me pone una falda negra... El color más indicado para disimular, tapar y esconder unas caderas a todas luces escasas.

Como diría mi abuela ¿No querías sopa?... Pues dos tazas!

Vuelvo a insistir, la mayoría de las veces la culpa de que te mires al espejo y no te sientas guapa, atractiva y favorecida no la tiene un kilo de más, un centímetro de menos o las patas de gallo sino una elección equivocada de las prendas de vestir.

Te aconsejo que si no quieres que te pase lo que a nuestra protagonista de hoy, antes de lanzarte como una loca a las rebajas en busca del chollo perfecto te des una vuelta por mi página y descubras cuales son las prendas que más te favorecen y como combinarlas para verte siempre divina de la muerte.