La recién inaugurada tienda de Cartier en Galería Canalejas, la nueva meca de las compras de Madrid. | Manolo Yllera / Cartier

El lujo reluce en Madrid: Cartier abre (por fin) su nueva tienda en la capital

La firma estrena espacio en Galería Canalejas: el nuevo complejo comercial que, a pesar de haberse echo esperar, ya se alza como el epicentro del lujo en Madrid (y más allá). 

Woman.es

Se dice en los mentideros de la moda que Madrid se va a convertir en el nuevo epicentro de las compras de lujo. Basta echar un vistazo al número de aperturas que se anuncian -aparte la oferta gastronómica y el encanto de una ciudad que hace solo unos meses añadía el Retiro y el paseo del Prado a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco- y el rumor gana fundamento. 

Uno de los espacio en la nueva tienda de Cartier en Galería Canalejas. | Manolo Yllera / Cartier

Empezando por la de Cartier. Dueña de 270 boutiques en todo el mundo, la firma eligió Madrid para abrir su primera dirección en la Península, allá por 1990. En el espacio de Serrano al que, con todo lo icónico de ese esquinazo en plena milla de oro madrileña que sigue reluciendo, ahora le ha salido un pariente. Ayer mismo la 'maison' francesa abría un segundo espacio en la capital, en la que promete ser la nueva meca del lujo, las compras y la gastronomía de la ciudad: Galería Canalejas. Un espacio de 15.000 metros cuadrados recién rehabilitado, en el número 1 de la plaza homónima, y pegado al Hotel Four Seasons, en pleno centro histórico de la capital.

Hablamos de una boutique de 170 metros cuadrados con una concentración imponente de lujo. Hay 'boiseries' y molduras con toques dorados que recuerdan a los salones aristocráticos, suelos de mármol, lámparas de diseño y un tapiz protagonizado por el Real Jardín Botánico como símbolo de Madrid y la pantera como emblema de Cartier. Una mezcla de historia, tradición, modernidad y audacia que esquiva cualquier imagen de joyería rancia que a uno se le pueda pasar por la cabeza.

Con varios salones VIP, la atención al cliente también habla de lujo. | Manolo Yllera / Cartier

Y luego, las joyas. Si este mayo la enseña nos deleitaba con la apertura de Pavilion of Design en el centro cultural Casa de Vacas del Retiro de Madrid, una exposición de sus grandes iconos inmortales -como el anillo 'Trinity', del que en 2015 ya se habían vendido más de un millón- ahora pone al alcance de la mano todo su repertorio. Los diamantes y los anillos de pedida, con su propio espacio. Como lo tienen los relojes. También los accesorios, donde la oferta mejora por momentos con piezas como el bolso 'Double C', tienen su sitio. Los objetos para casa y regalo. Y colecciones como la que Lily Collins no se quita, 'Clash', con su elegancia irreverente a base de tachuelas que hablan de una elegancia moderna, sin perder la actitud de sus orígenes a contracorriente. Pero al fin y al cabo Cartier siempre ha sido así, como esta nueva tienda: un bastión de lujo e historia que sabe moverse al compás de los tiempos.

Tags:

cartier