Vestido negro de canalé de Zara, 25,95 euros. | GTRES

Alerta fashion, vuelve la asimetría

Entre las tendencias que hemos visto sobre las pasarelas para esta primavera, quizá la más difícil de llevar sea la que propone la ruptura con la simetría. Las asimetrías lo invaden todo: escotes, faldas, fruncidos o estampados. Todo vale para deconstruir la figura y volver a construirla, con un nuevo y rompedor equilibrio, que aporta dinamismo.

Carmen Olalla | Woman.es

Te damos las claves para que le saques todo el partido a la primavera.

Perfil bajo. Tonos neutros, calzado plano… Si no lo tienes del todo claro, te recomendamos que comiences poco a poco, añadiendo un discreto toque de asimetría en prendas discretas. ¿Qué quieres incorporarlas a tu uniforme laboral? Pues apuesta por una falda negra asimétrica, o en un color básico, y combínala con una camisa de inspiración masculina para ‘rebajar’ su lado sexy.

Siéntete segura. Un escote asimétrico equivale a un hombro al aire, así que tienes que estar segura de que ‘puedes defenderlo’, no solo porque tengas un escote como para lucir, sino, sobre todo, porque te sientas 100 % seguras. Si no, mejor abstenerse. ¿Una combinación para ‘seguras? Un vestido asimétrico con estampado floral y sandalias de plataforma.

Accesorios. Apuesta por la discreción: las asimetrías ya tienen suficiente carácter como para ser las protagonistas absolutas. Basta una pulsera y una cartera de mano para y, sobre todo, si vas a apostar por el escote asimétrico, no añadas un collar. Como mucho, apuesta por un único pendiente largo. Ya sabes, menos suele ser más.

La noche es tuya. Es su territorio natural, especialmente si vas a enseñar mucha piel. Así que si vas a salir de fiesta, permítete un exceso. ¿Por ejemplo? Añadiendo un toque asimétrico un vestido básico. ¿Tienes que elegir? Te recomendamos que te hagas con uno de un solo color, blanco o negro; te permitirá combinar mejor tus accesorios preferidos. Conócete a ti misma Los cortes asimétricos tiene una cosa buena… y, también, mala. Y es que los coloques donde los coloques, llamarán la atención sobre ese punto exacto. Es decir, que si tienes o quieres ocultar algo, entonces evítalos en la zona que quieres disimular y úsalos para potenciar tus puntos fuertes. ¿Piernas, escote? Tú decides.