GTRES

La reina Letizia demuestra a la comitiva de la OTAN que nadie como ella luce el rosa Valentino

Es el color de la temporada, y la monarca sabe muy bien cómo deslumbrar con esta tonalidad que resalta su bronceado y sus facciones.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Esta mañana Doña Letizia, junto a los acompañantes de los participantes en la Cumbre de la OTAN, tras visitar el día anterior el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, la Real Fábrica de Cristales de La Granja y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, han visitado el Teatro Real de Madrid, donde han recorrido el escenario y los talleres.

Para la ocasión, la reina ha optado por un vestido de color rosa Valentino de la firma Carolina Herrera, creado especialmente para ella. Aunque hacía mucho tiempo que no se lo veíamos, no se trata de una prenda de estreno, ya que lo lució en su viaje por Estados Unidos de 2018, concretamente en su visita a la ciudad de Nueva Orleans.

GTRES

Se trata de un vestido con escote redondo, falda de vuelo y botonadura en la zona delantera que en esta ocasión ha combinado con unos salones destalonados y un clutch, ambos en tono nude, para dar todo el protagonismo a la prenda. 

Con esto, la monarca cierra una semana llena de eventos en la que su agenda ha echado humo, pues ha sido la encargada de hacer de anfitriona para las primeras damas y los primeros caballeros de la cumbre de la OTAN. Así, ayer mismo la veíamos realizando una escapada a Segovia para visitar el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso y la Real Fábrica de Cristales de La Granja, donde decidió estrenar un favorecedor vestido camisero con lunares bordados que, inevitablemente, nos recuerda el mítico look de Julia Roberts para ir al polo en 'Pretty Woman'. 

La reina Letizia recibe a Gauthier Destenay, marido del primer ministro de Luxemburgo, en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso
La reina Letizia recibe a Gauthier Destenay, marido del primer ministro de Luxemburgo, en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso. | Jesus Briones / GTRES

Con cuello solapa y cintura entallada, la pieza supuso la incorporación a su armario de una nueva firma española: la de la diseñadora murciana Laura Bernal, artífice de este magnífico vestido que tiene un precio de 259 euros. Además de llevar la etiqueta 'made in Spain' como merecía la ocasión, la prenda contaba con dos detalles que le encantan a la consorte: los tirantes, que dejan a la vista sus torneados brazos, y el patrón ajustado a la cintura (que se potencia todavía más gracias al cinturón a juego) para conseguir esa silueta de 'reloj de arena' que tanto le gusta. La apuesta de los lunares, probablemente el 'print' más representativo de nuestra cultura, también es un acierto seguro; de hecho, esta fue la misma fórmula que empleó hace un par de días para su primer encuentro con Jill Biden en Zarzuela.

¿Quieres ver todos sus looks de la semana? Hacemos un repaso por todos ellos.