GTRES

La reina Letizia saca su lado 'influencer' combinando traje masculino con un abrigo híper femenino

Ha reciclado su traje 'oversize' combinándolo con un abrigo sobre los hombros y jersey nude.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Doña Letizia ha presidido la reapertura al público de las colecciones del Real Monasterio de las Descalzas Reales, fundado por Juana de Austria, hija menor del Emperador Carlos V y princesa de Portugal, que convirtió el palacio en el que ella misma nació, y que pertenecía al tesorero de su padre, en un monasterio de monjas clarisas. 

Para la ocasión, la reina ha apostado por un llamativo conjunto, protagonizado por una 'blazer' de doble botonadura con estampado de cuadros en tonos grises, a juego con un pantalón de traje ancho, todo de Hugo Boss. Para completar el 'outfit' ha añadido un sencillo jersey en color camel y un abrigo de paño de la marca Caramelo en el mismo tono, que ha llevado sobre los hombros al estilo de las 'it girls'. En cuanto al calzado, se ha decantado por los salones camel de Hugo Boss con tacón kitten y placa dorada que tiene desde hace años, y su inseparable anillo de Karen Hallam, junto con unos pendientes de aro en oro amarillo.

La reina Letizia en el Real Monasterio de las Descalzas. | Chema Clares / GTRES

Sin embargo, no se trata de un conjunto de estreno, ya que se trata de un look que ya lució en enero de 2020, en una reunión en la sede madrileña de Cruz Roja España en el marco de las jornadas sobre 'Violencia de Género: estrategia y retos'.

Esta es la segunda vez que vemos a la monarca esta semana, pues el pasado 30 de noviembre los reyes recibieron en el Palacio de La Zarzuela a la tenista Garbiñe Muguruza después de que esta se haya convertido en la primera española en llevarse el torneo de maestras de tenis. Lo logró en México tras alzarse con el triunfo del Akron WTA Finals Guadalajara el pasado día 17 de noviembre después de vencer en la final a la estonia Anett Kontaveit por 6-3 y 7-5.

La deportista lució un vestido midi rojo de corte clásico, que combinó con unos salones con tiras cruzadas, mientras que la reina optó, una vez más, por el estilo más 'working' con un traje chaqueta de color azul noche de Carolina Herrera, al que añadió, en lugar de la camisa básica blanca, una blusa de Hugo Boss con un original cuello redondo acabado en lazada. Como complemento, eligió unos salones del mismo tono que el traje, para crear un efecto de 'total blue', y como accesorio, su inseparable anillo de Karen Hallam, regalo de sus hijas.

Tras su audiencia con Garbiñe Muguruza, los Reyes se reunieron con la Comisión Delegada de la Fundación Princesa de Girona.