Kim Kardashian en la fiesta Vanity Fair. | Getty images

4 razones por los que los vestidos de la fiesta tras los Oscar desbancaron a los de los propios Oscar

Anya Taylor-Joy, Dakota Johnson, Sienna Miller, Sophie Turner, Kim Kardashian... el número de estrellas que se sumó a la lista de invitadas que ya habíamos visto sobre la alfombra roja es solo uno de los motivos por los que merece la pena destacar los brillantes estilismos. 

María Aguirre

La alfombra roja de los Oscar la pillamos cada año con tantas ganas que se nos olvida que es después donde podemos encontrar los mejores looks. Los eventos posteriores a la ceremonia de entrega de los premios cinematográficos más importantes de Hollywood son citas ineludibles porque es en ellas en las que se da cita un inabarcable número de estrellas no solo del mundo de la interpretación, también de la música, la moda, la televisión, el deporte y hasta de las redes sociales. 

En concreto, la fiesta organizada por Vanity Fair es capaz de reunir siempre a rostros conocidos que dan lo mejor de sí a su paso por el photocall. No ha sido para menos en esta edición, hasta tal punto que podemos afirmar que los estilismos de la larga lista de invitados a este acto han sido capaces de eclipsar lo que horas antes se había visto en el Teatro Dolby de Los Ángeles como te demostramos a continuación:

1. Nadie quiso perdérsela

Como te decíamos, ya solo por cantidad de rostros conocidos merece la pena no perder detalle de quienes acudieron a la fiesta de Vanity Fair en este 2022. Actrices como Natalie Portman, Dakota Johnson, Anya Taylor-Joy o Sienna Miller que siempre son garantía de glamour en este tipo de contextos, no pisaron la alfombra roja de los Oscar y, sin embargo, fueron las primeras en aparecer en este multitudinario acto que se celebró después.

A todas ellas hay que sumar otros nombres propios de otros ámbitos que siempre nos inspiran con sus estilismos y que tampoco se perdieron la velada, como es el caso de Hailey Bieber, Kim Kardashian o Kendall Jenner, entre otras. Y, tal y como esperábamos, no defraudaron.

Hailey Bieber en la fiesta posterior a los Oscar
Hailey Bieber en la fiesta posterior a los Oscar | Gtres

2. Los esperados cambios de look 

Una de las cosas nos gusta de las fiestas posteriores a los Oscar es que hay celebrities de las que podemos disfrutar por partida doble. Quienes han sido invitadas a la gala figuran también en los eventos de después y, en la mayoría de los casos, suelen apostar por estilismos completamente diferentes. En esta ocasión así ha sido de nuevo y por eso hemos tenido la oportunidad de ver a las flamantes ganadoras de dos premios Jessica Chastain y Ariana DeBose presumir de estatuillas con dos looks distintos a los que lucían horas antes, también a Zoë Kravitz que cambió su vestido rosa de Saint Laurent por uno blanco del mismo sello; a Kristen Stewart que, tras sorprender con unos shorts de Chanel quiso lucir un vestido de encaje negro de la misma casa francesa; y a Zendaya, que sorprendió con un traje negro con corbata de Sportmax cuando en la ceremonia había llevado una camisa blanca y una falda brillante de Valentino. 

Zendaya en la fiesta posterior a los Oscar
Zendaya se cambió para la fiesta posterior a los Oscar y escogió un traje negro a juego con una corbata que lució con camisa morada.  | Gtres

3. Despliegue de fantasía

Los protocolos son cada vez más laxos pero la ceremonia de entrega de los Oscar sigue teniendo muchas más lupas analizando los estilismos que se salen de lo tradicional. En cambio, en las fiestas posteriores, hay siempre más espacio para dar rienda suelta a la imaginación. Esto se traduce en escotes imposibles, aberturas, bordados, brillos, plumas y un explosivo uso del color como el que Kim Kardashian ha hecho con un diseño de Balenciaga al que no le han faltado unas gafas de sol plateadas como acompañantes. 

Kim Kardashian en la fiesta posterior a los Oscar
Kim Kardashian en la fiesta posterior a los Oscar | Gtres

4. Inspiración para todas

Al contar con una lista de invitados mucho más amplia, es lógico penar que el abanico de propuestas diferentes que se nos pone delante es mayor. Y así es, porque en la fiesta Vanity Fair, además de estilismos cargados de fantasía como los que te hablábamos también ha habido espacio para otros de siluetas y cortes más realistas en los que inspirarnos. Un ejemplo, el maravilloso diseño rojo con el que la intérprete Sophie Turner ha lucido su segundo embarazo. 

Sophie Turner en la fiesta Vanity Fair
Sophie Turner en la fiesta posterior a los Oscar | Gtres

- Todos los ganadores de los Premios Oscar 2022

- Las anécdotas de la gala de los Premios Oscar