Hailey Bieber con vestido blanco de Saint Laurent. | Getty images

Menos es más, el mejor vestido de Hailey Bieber lo ha llevado en la gala LACMA

De blanco y firmado por Saint Laurent son las coordenadas del look más impresionante de la modelo hasta la fecha. 

María Aguirre Álvarez

Brillar en una noche en la que en el mismo evento se daban cita Sienna Miller, Dakota Johnson, Olivia Wilde, Elle Fanning y otras actrices que son auténticas maestras sobre la alfombra roja era altamente complicado, sobre todo si a esto le unes que sus respectivas elecciones tenían como protagonistas las lentejuelas, los escotes originales y las transparencias. Pero Hailey Bieber lo logró, destacó por encima de todas ellas en la gala LACMA Art+Film y con un mérito aún mayor porque lo hizo con un discreto vestido blanco. 

Claro que no era un vestido blanco cualquiera porque, aunque era sencillo, de simple no tenía nada. Era minimalismo en estado puro pero muy bien estudiado. Un depurado diseño de Anthony Vaccarello que tenía como referencia su silueta columna en impoluto blanco además de su escote en uve, sus hombros marcados y sus especiales mangas fruncidas. 

Nada que ver con la creación de encaje a cargo del equipo creativo de Virgil Abloh para Off-White que lució el día de su boda con Justin Bieber y, sin embargo, la que perfectamente podría haber sido una magnífica elección para lucir en una ceremonia marcada por los "sí, quiero". 

El blanco fue el color escogido por Hailey Baldwin para su impecable vestido creado por el equipo de Saint Laurent que acompañó de brazaletes dorados.  | Gtres

El modelo ya lo vimos sobre la pasarela puesto que pertenece a la colección primavera-verano 2022 que Saint Laurent presentó en la Semana de la Moda de París hace unas semanas y, tal y como apareció en el desfile es como fue defendido por la Hailey Baldwin, con unos poderosos brazaletes dorados en ambas muñecas.

Lo único que no calcó del estilismo propuesto por la firma francesa fueron el resto de accesorios –ni los grandes pendientes azules ni la gran gargantilla que adornaba el cuello de la modelo aparecieron– y el peinado, porque la melena suelta fue cambiada por un sofisticado recogido. Ni falta que le hizo a la modelo optar por la literalidad porque su resultado final, con el plus del maquillaje de labios oscuros y mirada luminosa, fue mucho mejor. 

Hailey Bieber de impoluto blanco en la gala LACMA. | Getty images

El glamour está de vuelta a Hollywood después de tantos meses de espera y la gala LACMA Art + Film celebrada en Los Ángeles fue la gran prueba definitiva tras la exitosa entrega de los premios Emmy hace poco más de un mes cuando, por cierto, vimos a una elegante Elizabeth Olsen deslumbrar con un vestido blanco de similares coordenadas salido de los talleres de la marca fundada por sus famosas hermanas, The Row.