Macarena García en la alfombra roja de los Premios Fotogramas de plata. | Gtres

Macarena García en la alfombra roja de los Fotogramas con un conjunto ultrafavorecedor

Pocas como la actriz para defender un look así que conjuga el minimalismo con la tendencia cut out a la perfección. 

María Aguirre

Que el negro es el color por excelencia para acertar en un evento es algo que nadie pone en duda. Su carácter sobrio le vuelve infalible aunque, eso sí, necesita ser utilizado de manera inteligente para que esa sobriedad no termine convirtiéndose en aburrimiento. Y prácticamente todas las invitadas a la última gala de los Fotogramas de Plata supieron muy bien como llevarse a su terreno el tono más oscuro logrando la máxima elegancia. 

Al ser el color predominante sobre la alfombra roja nos ha permitido tomar buena nota de las diferentes alternativas por las que se decantaron con acierto. Juana Acosta y Blanca Suárez, por ejemplo, han sabido reinventar el little black dress. La primera lo hizo con un diseño vintage de Versace de original escote y la segunda con una pieza con silueta 'cut-out' de David Koma.

También Paula Usero, presentadora de la ceremonia, se jugó todo al negro con un diseño brillante de Fernando Claro; mientras que Ana Rujas confió en la firma italiana Del Core con un dúo de vestido y chaqueta con aberturas, y Bárbara Lennie se dejó llevar por las transparencias con un slip dress de Chanel. Como ellas vimos a Irene Arcos, Patricia López Arnáiz, Begoña Vargas, Jana Pérez, Celia Freijeiro, Nathalie Poza, Leticia Dolera... prácticamente todas las asistentes dejaron que fuera el negro el que protagonizara sus looks. 

Como ellas, Macarena García, quien supo conjugar minimalismo con sensualidad como solo ella sabe gracias a un conjunto de top y falda que simulaba ser una sola pieza. 

Macarena García con conjunto negro de Pedro del Hierro en los premios Fotogramas de Plata. | Gtres

Nacho Aguayo está detrás de esta creación para Pedro del Hierro que, como decíamos, está formada por una parte superior a modo de crop top con una tira cruzada y abertura en la zona del escote, que dejaba a su vez el abdomen al aire para que la acompañara una falda larga de talle alto cruzada para estilizar al máximo, logrando así, con todo un unido, el efecto de uno de esos vestidos tan en tendencia con sus estratégicos cortes. 

Tan potente era este mix por sí mismo que no necesitó la actriz de 'La llamada' ni un peinado ultrasofisticado –le bastó llevar el pelo suelto con raya en medio–, ni joyas, ni bolso para acompañarlo cuando posó para los medios allí presentes, tan solo unas sandalias finas de tacón a juego que potenciaban aún más el gusto sencillo que tan bien domina Macarena García en este tipo de eventos.