Lila Grace, la hija de Kate Moss, debuta en la gala Met con su bomba de insulina a la vista. | GTRES

La hija de Kate Moss posa con su bomba de insulina en su debut en la gala Met 2022

Lila Grace sigue los pasos de su madre como modelo, tiene 19 años, sufre diabetes tipo 1 y está visibilizando su enfermedad en alfombras rojas y pasarelas.

SILVIA VÁZQUEZ

Tras dos años eclipsada por la pandemia, la gala Met ha vuelto a brillar con fuerza este 2022 y su alfombra roja, una de las más esperadas y observadas de cada año, nos ha regalado multitud de anécdotas y momentos de moda para el recuerdo (como los 7 kilos que Kim Kardashian tuvo que adelgazar en tiempo récord para lucir un vestido original de Marilyn Monroe o el 'lookazo' de Billie Eilish, una de las pocas que entendió el 'dress code' de la noche según las redes). Otra de las imágenes más significativas de la ceremonia la ha protagonizado Kate Moss al posar junto a su hija, Lila Grace Moss, de 19 años, en su debut sobre esta exclusiva 'red carpet'.

Lila Grace Moss y Kate Moss, con looks de Burberry, en la gala Met 2022
Lila Grace Moss y Kate Moss, con looks de Burberry, en la gala Met 2022. | Evan Agostini / GTRES

Ambas asistían al evento como invitadas del diseñador Ricardo Tisci, director creativo de Burberry y el encargado de crear sus impresionantes looks: un vestido de inspiración esmoquin en color negro para la madre (un rostro habitual de esta ceremonia) y un diseño de tul transparente con cristales colocados a mano para la hija, que asistía por primera vez a la gala.

Pero, más allá de este emotivo momento madre-hija junto a las escaleras del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, la noticia es que el vestido joya (que ella ha completado con un body 'nude' y sandalias de tacón) dejaba ver bajo la tela una bomba de insulina y un monitor para medir la glucosa, situados en su cadera izquierda y en su brazo derecho respectivamente.

El look
El look 'nude' de Lila Grace Moss, diseñado por Riccardo Tisci para Burberry en la gala Met 2022. | Evan Agostini / GTRES

Por supuesto, en un escaparate como la Gala Met se cuida cada detalle, nada es fruto del azar y tampoco no es casualidad que Lila Moss dejara a la vista este dispositivo médico: se trata de un aparato con el que controla la diabetes tipo 1 que padece y el cual, admite, lleva a todas partes.

Su función es controlar sus niveles de glucosa en sangre y administrarle la cantidad de insulina necesaria de forma programada, una tecnología con la que evita los pinchazos diarios de dicha sustancia que necesitan quienes sufren esta enfermedad.

Lila Grace Moss desfila para Versace y Fendi en Milán con su bomba de insulina. | SplashNews.com / GTRES

El activismo de la que es la única hija de Kate Moss y Jefferson Hack viene de lejos: el pasado mes de septiembre la joven revolucionó Milán al desfilar con su bomba de insulina a la vista. Ocurrió durante el show especial que ofrecieron Versace y Fendi de forma conjunta en la Semana de la Moda italiana, uno de los más aplaudidos de la última edición y del que Lila Grace Moss salió ovacionada por su decisión de visibilizar la enfermedad al caminar por la pasarela con un bañador que, una vez más, permitía observar este dispositivo electrónico que le acompaña por motivos de salud. 

Ya entonces sus fans acudieron a las redes para describir lo sucedido como un acto "maravilloso, orgulloso y positivo", algo que ha vuelto a ocurrir tras su aparición en la Gala Met 2022.