Emma Stone, una de las más elegantes en los Globos de Oro 2015.

Globos de Oro 2015, las más elegantes y las peor vestidas

Woman.es

La gala de los Premios Globos de Oro 2015 tuvo 8 ganadoras indiscutibles en lo que a glamour y elegancia se refiere. Estas son:

1. Diana Kruger con un impresionante diseño de Emilia Wiekstead en tono plata, de la colección primavera verano 2015. El original clucht de Emm Kuo y las joyas de diamante de Kwiat y Marina B, completaron su espectacular look.

2. Emily Blunt lució un vestido blanco de inspiración griega del diseñador Michael Kors. Su elegancia innata y su máxima de menos es más, elevaron la elegante creación con unas joyas en color turquesa de Lorraine Schwartz.

3. Jennifer Aniston volvió a incorporarse a la lista de las mejor vestidas gracias a un discreto vestido con paillettes de Saint Laurent, con cuello halter. Discreto el maquillaje y con el pelo recogido, la actriz brilló por su elegancia.

4. Naomi Watts, asidua a las listas de las mejores vestidos, también apostó por la máxima menos es más y brilló con un vestido amarillo palabra de honor de Gucci. La impresionante serpiente de Bvlgari que decoraba su cuello.

5. Emma Stone arriesgó y ganó con uno de los looks menos esperados de la noche. La actriz de Birdman sorprendió gratamente con un mono de Lanvin con top brillante y pantalón con gran lazada lateral.

6. Kate Beckinsale eligió un impresionante vestido del otoño de 2013 del diseñador Elie Saab para colarse entre las más elegantes de la gala de los Globos de Oro 2015. Con escote en V y pedrería en vestido parecía ideado para ella.

7. Taylor Scilling iluminó la noche con un vestido rojo de cuello halter de Ralph Lauren a juego con sus labios. Discreción y elegancia en estado puro.

8. Felicity Jones y Cristhian Dior son sinónimo de sofisticación. La actriz británica dio una lección de estilo con un diseño en tono azul y silueta arquitectónica.

El sabor agridulce nos lo dejaron Jessica Chastain, Lupita Nyong'o, Keira Knigthley o Amal Clooney, quienes nos tenían acostumbradas a looks infalibles.