Cate Blanchett en la alfombra roja de clausura del Festival de Venecia. | Joel C Ryan / GTRES

Cate Blanchett se lanza a las asimetrías para recoger su Copa Volpi en Venecia

Para asistir a la ceremonia de clausura en la que se alzó con el premio a la mejor actriz, la australiana ha optado por un vestido negro que, aunque parecía sencillo, de clásico no tenía nada. 

Julia García

Se acabó el Festival de Cine Venecia. Penélope Cruz ya tiene sucesora como ganadora de la Copa Volpi: Cate Blanchett. Seguro que la actriz madrileña está encantada con que así sea.

La 79ª edición del certamen no ha defraudado, ni por calidad cinematográfica —ovaciones a Brendan Fraser y la consagración de Ana de Armas con su Marilyn Monroe en Blonde—, ni por culebrones —el de Florence Pugh, Olivia Wilde, Harry Styles, Chris Pine y compañía—, ni por looks. Vimos, por ejemplo, uno de los más sorprendentes de hombre en lo que llevamos de año: ese traje rojo con escote a la espalda de Timothée Chalamet en el primer fin de semana del festival. Y hemos podido admirar a divas como la citada Ana de Armas y sus espectaculares Louis Vuitton, o a la propia Penélope Cruz y sus clásicos vestidos de Chanel. También a Juliane Moore, que ha brillado en la ceremonia de clausura en la que la gran protagonista ha sido Cate Blanchett.

Cate Blanchett, ganadora de la Copa Volpi en Venecia
Cate Blanchett, ganadora de la Copa Volpi en Venecia. | Aurore Marechal / GTRES

La actriz australiana ha sido elegido mejor actriz —el mejor actor ha sido otro ilustre, Collin Farrell—, por su trabajo como la directora de orquesta Lydia Tár, en Tár, el regreso al cine de Todd Ford 16 años después (La habitación). "Es un honor recibir este premio. Lo maravilloso de este festival es que vuelve a invitar al público a las salas. Y quiero volver a decir al público que nos ha acogido a nosotros y a la película: muchas gracias", ha dicho Cate al recoger su Copa Volpi.

Paleta de colores infalible

Durante su estancia en Venecia para la ceremonia de clausura de la Mostra hemos visto a Cate Blanchett regalarlos una clase magistral sobre cómo usar colores y estampados clásicos con un aire moderno. Ella, siempre impecable, es consciente de que hay determinados prints como el navy que nunca van a fallar en looks informales, y menos en Venecia, una ciudad rodeada e inundada por el agua.

Casualidad o no, lo cierto es que apareció en la ciudad en la mañana del sábado con un el suéter fino con rayas horizontales azules y blancas, un seguro de vida. También lo es el color negro en más alfombras rojas. Es el tono que eligió la actriz australiana para recoger la Copa Volpi durante la clausura de la Biennale acompañada de su hija pequeña, Edith.

Cate Blanchett con vestido negro en el Festival de Venecia
Cate Blanchett con vestido negro en el Festival de Venecia. | Marco Piovanotto / GTRES

El vestido no es el más espectacular que la hemos visto llevar en estos días –mención aparte merece el mono de flores que lució recientemente– a Cate Blanchett a lo largo de su carrera, pero es que el listón está muy alto en su casa. Como siempre, no baja del notable alto gracias a esa elegancia y buen gusto innatos que posee.

Es lo que se puede destacar, la elegancia y la sofisticación, del vestido negro de escote asimétrico con mangas globo y efecto capa de Louis Vuitton con el que ha posado en la alfombra roja de la gala de clausura del festival de cine, donde además ha vuelto a lucir un look beuty ejemplar, con maquillaje natural y un recogido con flequillo elevado, efecto tupé, incluido.