Anya Taylor-Joy en el estreno de 'Last night in Soho'. | Gtres

Anya Taylor-Joy con el vestido dorado más bonito que verás esta temporada

La actriz se ha estrenado como embajadora de Dior con un espectacular diseño de la firma en el estreno de 'Last night in Soho' en Los Ángeles. 

María Aguirre Álvarez

Cuando hace casi un año disfrutamos en formato maratón disfrutamos de la exitosa miniserie 'Gambito de dama' no solo nos entraron unas ganas locas de empezar a jugar al ajedrez -cuentas los expertos que se multiplicó de forma exponencial el interés por esta disciplina- sino que nos quedamos prendadas de Anya-Taylor Joyla porteña-aragonesa que dejó en jaque a Hollywood con su hipnótica mirada.  

Porque en realidad conquistó el mundo del cine donde se rifan su participación en multitud de proyectos - acaba de presentar su última película en la que incluso se atreve a cantar una versión del clásico tema de Petula Clark 'Downtown'- pero también el de la moda ya que no hay alfombra roja desde entonces en la que su nombre no figure en lo más alto de las más elegantes. Sirvan sus imponentes estilismos en la ceremonia de entrega de los Emmy, en la gala de los SAG o en la de los Critic's Choice Awards como ejemplos para entender a qué nos referimos. 

Por supuesto no solo de galas de premios entiende su elegancia, también se mueve como pocas en las premiéres. La prueba está en su reciente aparición en el estreno de 'Last night in Soho' donde apenas 24 horas de ser nombrada embajadora de Dior tanto de sus colecciones de moda creadas por Maria Grazia Chiuri como del maquillaje Dior firmado por Peter Philips, la actriz ha aparecido en el teatro de Los Ángeles en el que ha tenido lugar la proyección de la cinta enfundada en el vestido dorado de la firma francesa que probablemente sea el más bonito que verás esta temporada. 

Anya Taylor-Joy con vestido dorado de Dior. | Gtres

Su idilio con la maison llevaba meses gestándose -suyos son, de hecho, los arriba mencionados vestidos con los que hemos tenido ocasión de verle en el circuito de premios- y ha culminado de la mejor forma con esta pieza de la colección de Alta Costura de la casa para este invierno. 

Con un pronunciado escote en uve sujetado por finísimos tirantes dobles, espalda casi desnuda y cuerpo plisado que se ajusta bajo el pecho con una tira, es uno de esos diseños que impactan. Sobre todo por su especial falda que abierta lograba un efecto óptico de lo más interesante gracias a los pliegues en espiga en lamé dorado envejecido. Así lo mostró a su paso por el photocall en el que estuvo acompañada por su compañera de reparto en la cinta Thomasin McKenzie. 

Al igual que en los Globos de Oro, su rubia melena no se recogió y quedó suelta con unas suaves ondas que le añadían altas dosis de glamour, entre cuyos mechones se perdía la gargantilla de esmeraldas de Bulgari que ha escogido como único complemento para añadir aún más luz al conjunto.