Sergio R Moreno / GTRES

Almudena Amor pone el punto de color a la alfombra roja más monocromática de los Premios Goya 2022

La actriz ha apostado por el morado con un vestido de Valentino.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Anota bien el nombre de Almudena Amor porque esta actriz ha llegado a nuestro cine para quedarse. Y es que, después de alzarse como una de las grandes sensaciones de la última edición del Festival de San Sebastián gracias a su actuación en 'El buen patrón', la industria se fijó en ella. De hecho, su papel en la cinta de Fernando León de Aranoa le ha regalado la nominación al Goya como mejor actriz revelación y al Feroz como mejor actriz de reparto en cine. Y pese a que se fue a casa sin el Feroz el pasado 29 de enero, este sábado que aspira a subirse al escenario de los Premios Goya para recoger el galardón que otorga la Academia de Cine. 

Para su paso por la alfombra roja de estos premios, la intérprete ha escogido un vestido de Valentino morado, cubierto de tiras de lentejuelas, con escote asimétrico y manga transparente. Como complementos, ha elegido unos zapatos de Loewe y joyas de Messika. La actriz se ha decantado por piezas de alta joyería en oro blanco, en concreto un set que incluye las mini criollas Desert Bloom, junto con el anillo Wild Moon. Todo en oro blanco de la colección de Alta Joyería Born to be Wild.

Sergio R Moreno / GTRES

Se trata de un estilismo muy diferente al elegido para los Premios Feroz, donde se decantó por un llamativo vestido rojo con brillos de Leandro Cano cuya estructura sorprendía por el cuello alto y la abertura infinita en la pierna. A los pies, una sandalias en piel de color fucsia con tira de vinilo del mismo color de la firma española Lodi redondeaban el conjunto. El toque de diversión, al más puro estilo años 20, lo añadían unos guantes blancos teatrales que subían hasta el codo. ¡Ideal!

Sergio R Moreno

Esta madrileña de 27 años siempre tuvo clara su pasión por la interpretación, pues ya estando en el instituto montó un grupo de teatro para satisfacer sus inquietudes artísticas. Sin embargo, cuando tocó el turno de ir a la universidad apartó la idea de ser actriz y estudió la carrera de Publicidad e hizo un máster en Diseño, que compaginó con una discreta carrera como modelo para sacarse un dinerillo extra. 

Un día, según contó ella misma en una entrevista concedida a 'El País', un desconocido le preguntó a qué se dedicaba y ella le retó a que lo adivinara. "Tienes cara de actriz", le espetó ese "tipo con acento argentino". "Me di cuenta de que eso era lo que realmente quería y de que la única persona que me había dicho que no podía hacerlo era yo". Fue en ese momento en el que su cabeza hizo clic y decidió formarse como actriz profesional. Después de varios cástings, le llegó su gran oportunidad. "He tenido la suerte de compartir muchas horas de trabajo con Javier Bardem", dijo en los Forqué sobre esta película que ya le ha cambiado la vida. En ella da vida a Liliana, la mujer que pone en riesgo el equilibrio de la empresa de Blanco, el personaje de Bardem.