Sandra Gago, prometida del tenista Feliciano López. | GSR / GTRES

Escote barco, manga francesa y tocado de cristal, el vestido de novia de Sandra Gago

Firmado por Jesús Peiró.

Woman.es

En medio del hermetismo que ha caracterizado el enlace de Sandra Gago y Feliciano López celebrado en Marbella, algo que también ha sido protagonista a lo largo de todo su noviazgo, hemos encontrado un pequeño rayo de luz en forma de publicación de Instagram. 

Gracias a ella hemos podido ver algunos detalles del vestido de novia de la modelo. O al menos del primero de ellos que lleva el sello de Jesús Peiró, firma para la que desfiló hace tiempo y en la que ha querido confiar para su gran día por haber logrado generar ese vínculo tan especial. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Y mientras Sandra pronuncia el #siquiero os desvelamos cómo es CELOSÍA, su primer vestido 👰🏻 Gran vestido de línea confeccionado en crep enérgico, con un escote barco que subraya las clavículas y que culmina en un profundo cuadrado. Manga francesa trabajada con intarsia horizontal de crep y chantilly con motivo ornamental de flores y geometría. Tocado back en cristal de Murano y Swarovski. Brillantes entrelazados con hoja de terciopelo verde musgo y chantilly. Velo tríptico con vaivén y cascada en tul de seda. #itshappening #realwedding #jesuspeiro #jpbride #yesido #merchesegarra #sandragago #bespokeweddingdress #celosiadress

Una publicación compartida de JESUS PEIRO (@jesuspeiroofficial) el

Fiel a su estilo sencillo y elegante, Sandra ha escogido un vestido confeccionado en crep con escote barco que "subraya las clavículas y que culmina en un profundo cuadrado", cintura marcada y manga francesa con detalles florales y geométricos en chantilly. Un modelo que recibe el nombre de 'Celosía' y es una creación de Merche Segarra.

Como complementos, la estudiante de periodismo se ha decantado por un tocado sobre el recogido en cristal de Murano y Swarovski además de brillantes entrelazados con hoja de terciopelo verde musgo y chantilly, el cual sujetaba el velo en tres partes con vaivén y cascada en tul de seda.

Todo ello acompañado de unos pendientes “monarch” y una esclava de oro blanco y diamantes creados expresamente para ella por la casa joyera Rabat.

Aunque no hemos podido ver cómo le sienta en su estilizada figura este delicado diseño, no nos cabe la menor duda de que habrá lucido espectacular y, lo que es más importante, muy cómoda con su decisión, ya que es un vestido en el que están reflejadas las líneas maestras de su estilo personal. 

Esperamos no quedarnos con las ganas de ver el resultado final y de conocer también cómo ha sido el segundo vestido, puesto que es evidente que ha debido someterse al menos a un cambio de vestuario a tenor de lo escrito por la firma nupcial en su publicación en redes sociales.