Fotografía: Ernesto Naranjo.

5 claves para decorar una boda en el campo

¿Quieres celebrar una boda rústica, al aire libre, sin renunciar por ello a todo el glamour y la elegancia de una celebración de estas características? Las claves son muy simples, por lo que tan solo cuidando algunos sencillos detalles podrás conseguir un look romántico que dejará boquiabiertos a todos tus invitados.

Rut Abadía | Bodas.net

Flores y más flores

Centros de mesa con flores silvestres en cuencos de madera, guirnaldas colgadas de las ramas de los árboles, alfombras de pétalos para recibir a los novios… En una boda en el campo no pueden faltar los arreglos florales, símbolo del amor y del comienzo de una nueva vida. Tanto si te decides por unas flores silvestres como por unas rosas blancas, unos crisantemos o unas calas, el efecto será muy romántico.

Que reine la luz

Cuando empiece a atardecer, la luz es fundamental para que la fiesta no pierda brío. Ilumina los rincones con farolillos y lámparas antiguas, y asegúrate de que no falta iluminación en las mesas de los invitados, las del bufé ni en el carro de postres. Las velas también son una buena opción, siempre y cuando los candeleros sean profundos para que no se apaguen si hace un poco de aire.

Mobiliario rústico

Si vas a celebrar tu boda en el campo elige un mobiliario de madera vista: mesas y sillas sencillas o antiguas. Para disponer el bufé de los dulces o de los refrescos puedes recurrir a un carrito, una cómoda antigua o incluso a cajas apiladas. Por su parte, unos macetones de barro pueden resultar muy útiles para guardar los detalles para los invitados, mientras que unos percheros clásicos serán muy útiles para que los asistentes cuelguen sus bolsos y chaquetas, lo que evitará que tengan que cargar con ellos durante toda la celebración.

Pizarras y carteles de madera

¡Más madera! La decoración de las mesas y el entorno puede quedar elegante y rústica al mismo tiempo utilizando pequeñas pizarras para indicar dónde deben sentarse los comensales, el número de la mesa o incluso dónde está el baño. Señaliza el camino hasta el lugar de la celebración con flechas de madera pintadas a mano, y cuelga algunas pizarras en los troncos de los árboles para que los invitados puedan escribir mensajes de felicitación.

Tejidos naturales

Lino, algodón, seda… Las mantelerías antiguas darán un toque de distinción a las mesas de los comensales, y las sillas forradas con fundas de tela blanca harán que os sintáis en un lugar de ensueño. Si atas las telas a las sillas con unas tiras de gasa, tul o encaje, a juego con tu velo de novia, crearás un ambiente nupcial. Unas alfombras de algodón o lana en un rincón iluminado con farolillos y velas, y decorado con cojines de colores, servirán para que los invitados puedan sentarse a descansar y charlar, disfrutando al máximo del entorno natural. ¡Y que puede haber mejor que un s eating plan confeccionado con retales de telas de diferentes materiales y colores!

- Fincas para una boda rústica en Madrid

- Dónde celebrar una boda boho en Barcelona

- Lugares de Valencia para una boda de estilo rústico

Tags:

bodas