¿Volveremos a ver realmente esta imagen? | Gareth Cattermole / GTRES

John Frusciante vuelve a Red Hot Chili Peppers... y no podemos evitar emocionarnos

Diez años después de su última marcha. 

Clara Hernández | Woman.es

Da igual que John Frusciante hubiera dejado de ser parte de The Red Hot Chili Peppers hace ya una década, en 2009: el nombre del que ha sido considerado uno de los mejores guitarristas de la historia (el número 1 de los últimos 30 años, según una encuesta de la BBC, y el 72 de la lista de los de todos los tiempos que elabora Rolling Stone) siempre ha rondado a la banda californiana, a la que se ha incorporado dos veces y abandonado otras dos, y con la que ha contribuido creativamente en los discos de mayor éxito del grupo, entre ellos, 'Californication'. 

Esta es la razón por la que el anuncio de este domingo a través de las redes sociales del bajista de Red Hot Chili Peppers, Flea, anunciando la reincorporación de John Frusciante, haya creado vaivenes de emoción de las redes. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de John Frusciante effects (@jfeffects) el

De esta manera, John Frusciante sustituirá a quien fue su sustituto hace 10 años: Josh Kinghoffer, a quien el resto de compañeros han dedicado palabras de agradecimiento.

- El vídeo 'A palé' de Rosalía nos hace amar el entrecejo... y más cosas.

- Beret: "No me voy a inventar que leo poesía si no es verdad". 

"The Red Hot Chili Peppers anunciamos que nuestro guitarrista desde hace diez años, Josh Klinghoffer, y nosotros seguiremos caminos separados. Josh es un bellísimo músico  a quien respetamos y adoramos. Le estamos inmensamente agradecidos por el tiempo que hemos compartido con él y el sínfín de cosas que nos ha dado", reza la publicación. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Flea (@flea333) el

"También anunciamos , con gran emoción y de todo corazón, que John Frusciante va a reincorporarse al grupo. Gracias", concluye. 

John Frusciante estuvo en Red Hot Chili Peppers por primera vez entre 1988 y 1992. Como ha confesado en alguna ocasión, además de ser un fiel seguidor de la banda de Anthony Kiedis, quería ser "una estrella del rock, tomar drogas y estar con chicas", tres de las cosas que, al parecer, le garantizaba este proyecto. 

Logró las tres cosas pero dicen que la fama empezó a molestarle después y dejó de sentirse cómodo en el proyecto de The Red Hot Chili Peppers, que no dejaba de crecer. Cuando abandonó la banda, también vivió una dura batalla contra las drogas. 

Tras rehabilitarse, volvió a ingresar en el grupo hasta 2009. Ahora, continúa la leyenda.