Amor a primera vista (complementos)

¡Quiero ese zapato y lo quiero ya! Lo accesorio nos atrapa por instinto. Entra y echa un vistazo.

Amor a primera vista (complementos)

La cantante Céline Dior tiene un marido, un disco, un puñado de discos de oro y también 3.000 pares de zapatos confesos. ¿Demasiados? Sí, si aplicas la lógica, pero es que lo nuestro con los complementos, chicas, es amor. Y por tanto irracional, loco... y maravilloso. Subidas a unos tacones nos sentimos mejor, y cambiando de bolso nos parece a veces que cambiamos de vida. Los complementos son los nuevos objetos de deseo y nos funcionan casi como un sustitutivo de la felicidad. ¿Un mal día? Me compro alguno ¡y arriba la moral! Total, si voy al psicólogo me voy a dejar 60 € en una hora. Claro que unos pueden solucionar problemas y los otros sólo los aparcan pero, cuando los estrenas....¡qué bien te sientan! ¡Qué bien hacen que te sientas! Los accesorios han traicionado su nombre ya que se han vuelto imprescindibles. Van por libre, marcando terreno. Este otoño, por ejemplo, te enamorarás de la joyas, nuevas amantes que se nos muestran con toda su carga de poder y riqueza. ¿Sabías que los complementos hablan? Por eso son iconos, por decir tanto de quién los lleva. Fíjate en Carla Bruni, convierte al hombre que lleva al lado, aunque sea Sarkozy, en algo accesorio. En EE.UU. una mujer entre 30 y 40 años posee una media de 30 pares de zapatos y una inglesa acumula 111 bolsos en su vida (Sienna Miller más). ¿Y tú? Cuéntalos.

Estilos de largo recorrido

Sal a la calle con un pañuelo anudado bajo la barbilla, unas bailarinas y un Kelly de Hermès colgado del brazo ¡estárás a la última!. Jackie Kennedy, con su sombrero y su abrigo de leopardo, parece recién salida de la pasarela, y la infalible Audrey sigue enseñándonos a sacar partido al pañuelo al cuello por encima del tiempo. El guante de Gilda es otro cantar: ¿alguién se acordaría de la película sin él?

Síguele la pista

  • Lo último