Retrato de la artista Paula Bonet, que ahora debuta en la novela con "La anguila". | Noemí Elias

Paula Bonet se retira de la vida pública tras la salida de la cárcel de su acosador

"A pocos días de la celebración del juicio, ha salido en libertad el hombre que me ha estado acosando", ha explicado la artista Paula Bonet en sus redes. 

GALA FERNÁNDEZ

La pesadilla de Paula Bonet continúa. La artista nacida en Villarreal (Castellón) y afincada en Barcelona se ha visto obligada a retirarse de la vida pública temporalmente "para preservar su seguridad" tras la salida de prisión del hombre que comenzó a acosarla hace tres años. "A pocos días de la celebración del juicio ha salido en libertad el hombre que me ha estado acosando, motivo por el cual, para preservar mi seguridad, he de limitar mi presencia pública tal y como se me ha aconsejado", ha contado la escritora y pintora en su perfil de Instagram. 

El inicio de esta historia de terror se sitúa en junio de 2019. Fue entonces cuando un hombre se presentó en su taller, haciéndose pasar por un alumno, media hora antes de que empezara 'La Madriguera', el taller que imparte; a continuación expresó su deseo de estar con ella y la abrazó, algo de lo que ella solo pudo zafarse por la inminente llegada del resto de alumnos. Tal como ha contado la propia Paula Bonet, a partir de ese momento los episodios de acoso fueron constantes: el sujeto le escribía correos electrónicos, entraba en su taller y le envía objetos desconcertantes, como la anguila de plástico cortada dentro de un sobre con la palabra 'violador' que llevó a la autora a interponer la primera denuncia. 

Este suceso da nombre a la primera novela de la escritora, 'La Anguila', un libro de alta calidad literaria en el que denuncia a los maltratadores, a los manipuladores que abusan de su poder, a los violadores, a la violencia que durante toda la vida se ha ejercido sobre el cuerpo femenino y que asumimos de manera natural. Escrito en primera persona, en el libro se detecta una base real que estremece. Porque aparecen tres hombres: el "Sinnombre", un músico maltratador con quien salió cuatro años; el "Hombrecito", un profesor universitario veinte años mayor que ella con quien tuvo una relación manipuladora y "El Premio Nacional de Poesía", por quien fue violada. Pero ella insiste en que la novela no cuenta su experiencia: "No son unas memorias, es ficción y autobiografía confundidas"

La segunda denuncia llegó después de la habitual persecución por parte del hombre, que seguía yendo a su taller, a sus charlas o a los conciertos de su pareja, con una actitud cada vez más agresiva ante la negativa de ella a a comunicarse con él. La jueza concedió entonces una orden de alejamiento, que infringió en numerosas ocasiones. "La persona que me acosa ha descubierto la ubicación de mi nuevo taller y ha impuesto su presencia de nuevo saltándose la orden de alejamiento", relató en septiembre de 2021 en sus redes junto a una foto del hombre tras la puerta de cristal de su estudio. 

"Llegó con flores. A veces dice que quiere cortarme en trocitos, otras veces se agarra a la ventana de mi despacho a la una de la mañana mientras yo trabajo para que le explique qué me pasa, porque no me entiende, dice. Yo no respondo, solo pego un grito, le pido que se vaya y llamo al 112", narraba entonces Paula Bonet, confesando cuánto le afectaba todo esto tanto a nivel personal como laboral. 

Uno de los sucesos más escalofriantes, quizás, se materializó en forma de 'tweet'. "Como me cruce contigo voy a violarte y descuartizarte para complacer a todos los miserables vagabundos que pueblan las calles de Barcelona. Verás qué festín, dejaré los ojos para lo último y me guardaré los pezones en una fiambrera para mi propio disfrute (...) Si lo prefieres puedes suplicar clemencia a este acosador, violador, torturador y psicópata; solamente serás violada hasta tener tu tercer aborto."

Tras una época de calma, la valenciana vuelve a sufrir ahora la preocupación de que estos incidentes puedan repetirse, motivo por el que ha cancelado gran parte de su agenda y ha prescindido de hacer más declaraciones al respecto, a la espera del juicio que tendrá lugar próximamente. "Agradezco el cariño y los cuidados que estoy recibiendo de mis amigos, familia, pareja, agencia, editorial y abogada", se despide en la publicación en la que lee un fragmento de su nueva obra, 'Los diarios de la anguila', de la que finalmente no hará presentación en nuestro país tras haber anulado esta semana la única que tenía prevista. 

Ciberviolencia machista, o por qué las mujeres podrían dejar de hablar en Twitter

“Quienes asisten a los juzgados de género suelen agradecernos por tener la posibilidad de desterrar falsos mitos sobre la violencia de género”