Lorena Durán, con bañador de la colección "curvy real" de Johanna Calderón. | Alberto Ramírez Studio

Lorena Duran muestra cómo las modelos disimulan las estrías y michelines en los vídeos, y reivindica la belleza real

La modelo se suma al movimiento que inició Sara Sampaio con uno de los vídeos de 'body positive' más aplaudidos. 

Clara Hernández

El impactante vídeo que la modelo Sara Sampaio compartió hace unas semanas con el fin de decir "basta" a los comentarios sobre los cambios en el cuerpo de la mujer, y que enseñaba cómo la perspectiva de una cámara y la postura de un cuerpo podían disimular estrías y michelines, no ha caído en saco roto. Este domingo, la también modelo Lorena Duran se sumaba a su iniciativa y desnudaba su cuerpo en Intagram para lucir, sin complejos, marcas en la piel, celulitis o un estómago menos terso que el que suele aparecer en sus fotos de moda. Y, también, los posturas que contribuyen a que el objetivo no las capte (por ejemplo, estirando el cuerpo hacia arriba, subiendo brazos y cimbreando la cadera; o apoyando los brazos en una pared y empinando los glúteos para que estos parezcan perfectos). Todo ello para demostrar a sus seguidoras que la perfección no existe y que, en cambio, abundan los trucos para que pensemos todo lo contrario.

Además, la conocida modelo, que ya nos había enamorado en campañas de Victoria's Secret sin retoques o posando para colección de baño "curvy real" de Johanna Calderón, así como con declaraciones que derrochaban una actitud positiva hacia las medidas del cuerpo ("Siempre me he aceptado igual, cuando tenía una 36 y ahora, con una 44") ha publicado ahora, junto a las imágenes, un mensaje firme y clarividente de 'body positive' que hemos decidido aprendernos y grabarnos en la mente desde hoy mismo.  

"Hace mucho tiempo que deberíamos haber mostrado la realidad de todo. La perfección no existe, está en cada una de nuestras imperfecciones. Quiérete siempre", ha escrito en inglés y español en su feed, que se ha llenado de miles de likes de inmediato. 

Son cada vez las modelos, influencers y 'celebs' que deciden reivindicar la belleza real mostrando exhibiendo con orgullo las partes de su cuerpo que, supuestamente, no encajan dentro de los parámetros de la belleza perfecta convencional. Por ejemplo, Cristina Pedroche ya hablaba el año pasado de la importancia de la perspectiva. "Esta soy yo... y está también", explicaba mostrando todas las versiones de sí misma (y que, por tanto, le pertenecían). 

También la cantante Demi Lovato revolucionó internet al destapar su celulitis y, luego, sus estrías (y admitir que el haberlo hecho le hacía sentirse liberada, porque ya no tenía que preocuparse de esconder nada). Y ya antes, en 2019, la modelo Ashley Graham sorprendió con una fotografía en la que mostraba la transformaciones de su cuerpo por el embarazo. Asimismo, cada vez es más frecuente que las instagrammers muestren sus tripas postparto (y reales) tras dar a luz. 

Lorena Durán sin retoques y con estrías en Instagram. | INSTAGRAM

"No importa tu peso, tus marcas, tus pecas, tus heridas de guerra... Hay que quererse, siempre", ha defendido siempre Ashley Graham. 

Este mismo mes, Sara Sampaio volvía a poner las cartas sobre la mesa con su curioso vídeo y Lorena Duran, hace unas horas. ¿Es este el comienzo serio de una auténtica revolución?