Iván Mañero

Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina: ¿cómo podemos evitarla?

En España, unas 3.600 niñas están en riesgo de sufrir mutilación genital femenina. La información, la prevención y la formación de especialistas es la clave para evitarla.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Según datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, unas 3.600 niñas en nuestro país de entre 0 y 14 años estarían en riesgo de sufrir la Mutilación Genital Femenina (MGF), y la situación provocada por el Covid-19 hace más difícil prevenir su práctica y atender sus consecuencias. Por ello, la Fundación Dr. Ivan Mañero lleva desde sus inicios, en 2007, luchando contra esta práctica en Guinea Bissau, un país de África Occidental donde la MGF afecta a más de un 45% de las niñas y mujeres de entre 4 y 49 años. Allí, trabaja desde diferentes vertientes, haciendo especial hincapié en la educación tanto de las niñas como de los niños.

En 2012, ante la situación que vivían muchas mujeres en nuestro país, desarrolló un proyecto en España en el que la prevención, la formación de profesionales sanitarios, la sensibilización y la
reconstrucción genital de mujeres que habían sufrido la MGF eran sus principales objetivos. Este proyecto nació en colaboración con las comadronas del ICS (Instituto Catalán de Salud) y el apoyo de la Fundación 'la Caixa', CaixaBank y de IM CLINIC, en Sant Cugat del Vallès.

Iván Mañero con Fama, una de las mujeres que ha pasado por el programa de reconstrucción de la fundación. | Iván Mañero

Este proyecto ha ido creciendo durante estos 10 años, llegando a atender a más de 200 mujeres, pero actualmente el Covid-19 está dificultado enormemente su labor. "Muchas de las mujeres que acuden a nosotros vienen derivadas por sus comadronas o por profesionales de los centros sanitarios. La situación que ha provocado la Covid en los centros de atención primaria ha hecho que muchas mujeres no acudan a su especialista, que no puedan expresar su situación y por tanto que no encuentren la solución o el apoyo que necesitan", explica Ruth Mañero, directora de la Fundación Dr. Ivan Mañero.

La práctica de la MGF tiene terribles consecuencias para la salud de las niñas y mujeres que la sufren. En el momento que se practica (con cristales, cuchillos o con hojas de afeitar, entre otros
instrumentos) y sin ningún tipo de medidas higiénicas
, las complicaciones inmediatas más habituales son la muerte por shock neurogénico (producido por el dolor), hemorragia, tétanos, sepsis, etc. En los días siguientes, además del dolor intenso, aparece retención de orina, llagas abiertas en la región genital y lesiones graves de los tejidos genitales. Cuando estas niñas se hacen mujeres, el dolor sigue persistiendo a lo largo de su vida, no sólo al tener relaciones sexuales, sino en el día a día. Pero, además, pueden aparecer infecciones de orina y vesicales recurrentes, quistes, esterilidad y graves complicaciones durante el parto. A todo ello hay que sumar la falta de placer sexual y las dificultades emocionales que conlleva.

Sin embargo, el proyecto sigue adelante y evolucionando. En noviembre de 2021 se reconstruyó a una mujer que llevaba un año y medio decidida, pero que ha necesitado el apoyo de su entorno más cercano para dar el paso. "Esto es algo común. Ellas están convencidas que no quieren vivir con las consecuencias de la MGF, con el dolor y todo lo que significa, pero necesitan un entorno que apoye su decisión. En ocasiones su comunidad tiende a discriminarlas, a humillarlas y a excluirlas cuando saben de su posición contra la MGF y eso pesa mucho", aclara Mañero.

Un proyecto con tres focos

La reconstrucción genital gratuita de mujeres que acuden solicitándola a la Fundación Dr. Ivan Mañero es uno de los puntos fuertes de este proyecto. "La reconstrucción me ha ayudado a cambiar mi vida, a sentirme completa, pero sobre todo a no tener dolor y a vivir mi vida sexual como siempre debí vivirla, con placer y no con dolor", explica Fama, una mujer senegalesa que se reconstruyó hace poco más de un año. "He hablado con mi familia, para que paren de hacer esto, no es bueno para las niñas, no es bueno para nadie", continua Fama.

Así, el empoderamiento de las mujeres que han sido sometidas a la Mutilación Genital Femenina es prioritario para que puedan levantar su voz contra esta práctica tanto aquí como en sus países de origen. "Son muchas las mujeres que han acudido a la fundación solicitando la reconstrucción, cerca de unas 200, pero poco más de un 10% acaban operándose. El resto sienten una presión tan grande de su entorno social, tanto en nuestro país como en su país de origen, que hace que no den el paso, a pesar de desearlo", explica Ruth Mañero. En este sentido, "hemos visto que algunas de las mujeres que deciden reconstruirse y dar el paso se convierten en una referencia para otras mujeres. Se vuelven activistas en contra de esta terrible práctica, son capaces de hablar de los problemas de la ablación con otras mujeres africanas, superando así el tabú. Nuestra función es poder darles las herramientas para que se empoderen y levanten la voz contra esta práctica tan perjudicial", asegura Mañero.

"Otro de los principales puntos en los que estamos poniendo de nuevo el foco en este 2022 es en la sensibilización y la formación del personal sanitario para que puedan acompañar mejor a estas mujeres, adolescentes y niñas que están sufriendo las consecuencias de la MGF o que podrían sufrirlas", explica Ruth Mañero.