Yo en tu casa y tú en la mía

¿Te gustaría ir a Brasil, Nueva York, Australia... pero no te llega el presupuesto? Que la crisis no te amargue las vacaciones. Intercambia tu casa.

Susana Fernández

¿Qué es exactamente?
Pues algo tan fácil como que tú te alojas en la casa de alguien, y esa persona en la tuya. Una alternativa diferente a las vacaciones. Prepárate para sólo pagar el transporte, porque casa ya tienes. Y además, muchas. Webs como IntercambioCasas cuentan con una gran oferta. En concreto, ésta dispone de 41.000 casas en 149 países y su web está traducida en 16 idiomas. Además, ahora ha lanzado una sección especial, llamada "Última hora" para acceder directamente a la lista de ofertas de intercambio de casas aún disponibles unas semanas, e incluso unos días antes de viajar.

¿Cómo funciona?
Es muy fácil. Sólo has de pulsar en el país al que quieres ir de vacaciones. Si te interesa una oferta, mandas un mensaje mediante la web. Por otro lado, cuando tengas tu propia oferta de intercambio en línea recibirás propuestas del mundo entero. Pero para ello debes registrarte. La web que antes mencionábamos, una de las pioneras en la materia, cuesta 7,95 € al mes. O bien ofrece tarifas: 3 meses (35,85 €) o un año (95,40 €).

¿Es seguro?
No tiene por qué haber problemas, ya que mientras alguien está en tu casa, tú estás en la suya (normalmente el intercambio es simultáneo). Pero si te quedas más tranquila, algunas webs aconsejan que te comuniques a menudo con la o las personas del futuro intercambio. No dudes en plantear todas las preguntas que puedas tener sobre la casa, el barrio, la región y, por supuesto, sobre las personas de la familia que irán a tu hogar. Tampoco dudes en solicitar más fotos si las que están incluidas en la oferta no te parecen suficientes. En muchas webs puedes solicitar ponerte en contacto con miembros que hayan realizado anteriores intercambios.