Un lugar donde dejarse querer

Bajo este lema, Sant Pere del Bosc Hotel Spa ofrece una experiencia única para renovarse por completo en la Costa Brava.

Isabel Loscertales

Existen sitios que no solo desprenden buena energía, sino que la contagian. Es el caso del exclusivo hotel Sant Pere del Bosc, que se inauguró hace algo más de un año bajo la creencia de ser un lugar especial. Ubicado en medio de un bosque y a pocos kilómetros de Lloret de Mar, en la Costa Brava (Girona), un camino de tierra te conduce a un curioso edificio que fue primero monasterio (siglo X-XVII) y, luego, mansión señorial. El indiano que lo compró encargó la reforma a un joven Puig i Cadafalch, que le dio los aires modernistas que conserva en la actualidad. De entre las joyas que mantiene de su primera etapa, está la pequeña ermita, muy solicitada para celebrar bodas.

Las 19 habitaciones del hotel son 19 experiencias, pues cada una es una suite totalmente diferente a la otra. Una tentación para repetir y no cansarte nunca. Con un mimado interiorismo a base de mobiliario antiguo recuperado, su estilo es romántico y neoclásico, perfecto para parejas. Cada dormitorio es un homenaje a una mujer: Maria Callas, Amelie, Rosalía de Castro... Los detalles se suceden a cada vistazo: flores naturales, murales pintados, amenities de Rituals, unas confortables camas con colchones diseñados por el doctor Eduard Estivill (el experto en sueño) o una carta de aromas para personalizar el ambiente a tu gusto.

Al confort de la habitación hay que añadir los servicios del hotel destinados únicamente a mimarte durante tu estancia. Para empezar, el propio equipo, cercano, afable y con el objetivo de facilitarte la vida a cada momento. Luego, el spa, con más de 50 tratamientos, entre los que destacan los ayurvédicos (te masajean con un aceite caliente que escogen en función de tu personalidad), y una pequeña pero coqueta zona de aguas. En la piscina, de agua salada y sin cloro, también cuentan con una pérgola para hacer masajes a la aire libre. Por supuesto, también los ofrecen en la habitación, donde aconsejan solicitar la cavaterapia.

El restaurante L’Indià ofrece una exquisita gastronomía mediterránea a cargo del chef José Ciurlati, que apuesta por los productos cien por cien caseros; incluso elaboran su propio pan y sus mermeladas. Entre sus delicias: crema de guisantes, lasaña de verduras o carrillera con puré trufado. Aunque la carta cambia aproximadamente cada dos meses, siempre ofrecen un menú degustación por 45 €. ¿Ahora entiendes por qué es un lugar donde dejarse querer? Si entras, no querrás irte nunca.

Sant Pere del Bosc Hotel Spa. Paratge Sant Pere del Bosc s/n. Lloret de Mar (Girona). Tel. 972 361 636. www.santperedelboschotel.com