Un hotel con historia

Una antigua fortaleza al borde de un acantilado acoge el exclusivo hotel mallorquín Cap Rocat. Querrás alistarte a sus filas.

Isabel Loscertales

5 motivos para darte el capricho...

01 Enclave único. Impresiona entrar en esta antigua fortaleza, con sus torreones y sus inexpugnables muros de piedra. Recientemente rehabilitada, la mayoría de sus 24 suites se ubican en las troneras de los cañones, totalmente aisladas y con terraza privada. La más VIP es la bautizada El Cabo.
02 Entorno virgen. Este cinco estrellas se integra por completo en una zona declarada Área Natural de Especial Interés, al sur de la Bahía de Palma y a solo diez minutos de la capital. ¿Lo mejor? Sus dos kilómetros de costa privada.
03 Sol y playa. Cap Rocat cuenta con acceso directo a una coqueta cala y a un embarcadero. Otro planazo: sumergirte al atardecer en su piscina de agua salada que, construida sobre la muralla, se funde entre el cielo y el mar.
04 Cocina mediterránea. Para un ambiente informal, su Sea Club ofrece magníficas vistas y el gancho de su gran parrilla de leña. Más íntimo, elegante y creativo, el restaurante La Fortaleza, que instala jaimas en su terraza.
05 Diversión. Apúntate a uno de sus cursos de yoga, que imparten al amanecer o al atardecer, a pilates, jogging o a una de sus clases de cocina o cata de vinos. No pierdas la ocasión para contratar una de sus excursiones guiadas.

En privado... Si tu escapada es romántica, aprovecha para contratar una de sus cenas privadas en la antigua cocina de la fortaleza, el salón marroquí o el patio de vuestra suite. Para fiestas, disponen de El Búnker, un viejo depósito de pólvora excavado en la roca.

+ información: Suites desde 450 €, desayuno incluido. Ctra. d’Enderrocat, s/n, Cala Blava (Mallorca). Tel. 971 747 878. www.caprocat.com