Oporto se sale

Inquietas, luminosas y con un futuro prometedor. Así son la actriz Marian Álvarez y la ciudad de Oporto. WOMAN las unió, y ellas se enamoraron.

CRISTINA ROS. Realización: FRANCESCA RINCIARI

Aquí quedan terminantemente prohibidos los tacones, porque recorrer y disfrutar esta ciudad requiere un calzado cómodo, aunque, eso sí, de última generación. Porque lejos de esa idea de postal tradicional que muchos albergamos en nuestra cabeza, Oporto es, desde hace unos años, una urbe cosmopolita, fresca y muy atenta a los cambios. También culturalmente inquieta. La Casa da Música es un buen ejemplo de ello. Seis plantas de exquisita arquitectura holandesa (Rem Koolhaas) con salas en las que se desarrolla todo tipo de actividades, desde conciertos para bebés hasta cursos orientados a es cuelas donde los alumnos asisten a conciertos y se les invita a participar en ellos. Un centro en el que escuchar fado, pero también electrónica, jazz y rock.

Razones para amarla
De Oporto sorprende, primero, sus habitantes. Gente tranquila y muy amable, generosa, simpática pero sin excesos. Muchos, además, hablan español, con lo que la comunicación fluye fácilmente. Segundo, su arte. Quien relaciona Oporto con decadencia y tertulias de vino dulce es porque hace mucho que no ha estado allí; es más, puede que no haya estado nunca. La gente habla demasiado sobre lo que no conoce, pero esto sería otro artículo. Pide paso y está allí una escena de diseñadores, pintores y decoradores que no dejan indiferente a quien tenga un mínimo de sensibilidad. Regalos originales que puedes encontrar en tiendas como Artes em Partes o Bazaar, lo que nos llevaría al punto… Tercero, los multiespacios. En la primera planta, cafetería; en la segunda, tienda de ropa; en la tercera, objetos de decoración; en la cuarta, restaurante... La distribución puede variar, pero la idea es la misma: centros comerciales de vanguardia en los que, en vez de comprarte prendas de Bershka y beberte una cocacola, encuentras ropa de diseñadores emergentes después de degustar un te marroquí (hay cartas con hasta cien variedades), como el que tomó nuestra actriz revelación, la simpatiquísima Marian Álvarez.

Los ojos de Marian
Es la primera vez que la actriz (la recordarás por “Siete vidas”, “Motivos personales” y por películas como “A golpes”) visita Oporto, y la ciudad no puede gustarle más. Lo mismo pasa con la ropa que hemos escogido para ella. Un minipeto de Dior para ir de museos, falda de Chanel para una tarde de compras, vestido de Loewe por la noche... Y entre foto y foto, tiempo para la curiosidad. Los ojos de Marian se entretienen en los discos de Materia Prima, donde un encantador dj de sonrisa perenne (¡queremos que seas nuestro amigo!) nos recomienda un par de grupos. También en las galerías de la calle Miguel Bombarda. Y cómo no, en la ropa de los diseñadores portugueses (el último día no se resiste a comprar una gorra). De camino al aeropuerto, un breve test:

Un viaje inolvidable.
Chauen, en Marruecos.

Uno pendiente .
A Japón.

¿Qué tipo de maleta llevas?
Me encantan las mochilas.

Lo que más te ha gustado de Oporto.
Su gente, sin duda.

¿Volverás?
¡Por supuesto!

Nosotras, también.

Agradecimientos a la Oficina de Turismo de Oporto, a nuestros cicerones Sergio y Paula, y a Mariana Lemos Castro.

Relacionados