Londres

Dinámica, ecléctica, joven, cosmopolita. La capital inglesa es un núcleo creativo en constante ebullición. Instigadora de modas insolentes, como la minifalda de Mary Quant en los 60, y de combinaciones excéntricas, como las creaciones que vendía Vivienne Westwood en su ‘boutique’, Sex, en los 70. Aquí empezaron, en los 90, Galliano, McQueen y Stella McCartney.

Shopping :
¿Te gustan los zapatos? Señala en tu mapa Sigerson Morrison (184 Westbourne Grove), en Notting Hill; LK Bennett (130 Long Acre), en Covent Gardens y Office (43 Kensington High Street), en Chelsea. Si buscas ropa interior sensual, ve directa a Agent Provocateur (Pont Street) y Alice Astrid (30 Artesian Road). Si pasas por Piccadilly Circus, escápate a Souvenir (47 Lexington Street). Podrás comprarte ropa de Ashish, Viktor Rolf y Vivienne Westwood. ¿Prefieres los mercadillos? Spitafields (Commercial St.) y Portobello (Portobello Road y Westbourne Grove) son los mejores. Aunque, si lo que quieres es conseguir el estilismo de Sienna Miller, dirígete a Notting Hill y entra en Temperley (Colville Mews) y Ann Wiberg (63a Ledbury Road).

UN RESTAURANTE:
Está en Bray, a una hora en coche de la capital inglesa, se llama Fat Duck y es, según los expertos, el mejor del mundo. www.fatduck.co.uk

UN HOTEL:
St. Martins Lane. Sofisticación con sello Starck y con uno de los restaurantes más atractivos de la ciudad, Asia de Cuba. www.stmartinslane.com